Aprobado en primera discusión Proyecto de Ley de Títulos de Propiedad a Beneficiarios de la GMVV

Con el voto negativo de los diputados del Bloque de la Patria, la Asamblea Nacional (AN) aprobó este jueves el Proyecto de Ley de Otorgamiento de Títulos de Propiedad a Beneficiarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV).

La exposición de motivos sobre la propuesta estuvo a cargo del jefe del Bloque de la Unidad Democrática, diputado Julio Borges (PJ/Miranda), quien destacó que esta norma le entregará a los venezolanos la titularidad plena de su propiedad, producto de la misión social que adelanta el Gobierno Nacional, la GMVV.

Con el fin de democratizar los derechos de propiedad, 112 diputados de la Unidad Democrática firmaron este proyecto, aseguró Borges al tiempo de precisar que una vez que se sometió esta idea a la consideración de la opinión pública, fue duramente criticada por los sectores del gobierno. “Llegaron a decir que era imposible hacerla realidad. El corazón del tema es saber qué se entiende por propiedad”.

Por lo pronto -puntualizó el parlamentario- el Gobierno Nacional es quien tiene potestad sobre las viviendas de la GMVV. Esa dependencia desaparecerá con la aprobación del proyecto que presentó. “Lo que estamos promoviendo es el hecho de que las familias tenga derecho pleno sobre su propiedad para que sean dueños absolutos de su futuro sin tener al gobierno metido dentro de su casa”.

Destacó que el proyecto de ley establece que la ComisiónPermanente de Desarrollo Social de la AN ejecute auditorías en los complejos habitacionales de la GMVV para conocer cuántas viviendas se han construido, dado que -a su juicio- hay incongruencias en las cifras que ha presentado el Ejecutivo. “A partir de la aprobación de este proyecto se llevará a cabo la auditoría”.

Agregó que sí el dinero que se le regaló a otros países se hubiese invertido en Venezuela, ya se hubiesen construido millón y medio de viviendas. Cuestionó que la GMVV no promovió el empleo, “se trajeron a chinos y a rusos para la construcción”.

Esta idea es el inicio del gran camino que vamos a recorrer para democratizar la propiedad-puntualizó Borges. Pasamos de un sistema en el que el gobierno es dueño de todo, para pasar al verdadero crecimiento social en el que los venezolanos sea verdaderos dueños de sus casas, de sus empresas, del país.

Informó que después de la aprobación plena del Proyecto de Ley de Otorgamiento de Títulos de Propiedad a Beneficiarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela, se propiciará una Ley de Tierras, para dejar de ser un país de pisatarios.

En el debate

Durante la discusión del proyecto, el diputado William Dávila (AD/Mérida) cuestionó el sistema de construcción de vivienda del gobierno. “Con esta ley, tratamos de defender al individuo como el dueño de su propio destino. Solamente el individuo sabe cómo puede mejorar”.

Por su parte, el diputado Ricardo Molina (PSUV/Aragua) recordó que en la IV República millones de familias perdieron sus viviendas a causa de las tasas de interés implementadas por los gobiernos. Recordó que el primer decreto de Pedro Carmona Estanga (2002) fue el que eliminó los Créditos Indexados. “Nosotros vamos a debatir este proyecto de ley con el pueblo, para que verifiquen qué es lo que se traen. Es mentira que firmaron 112, fueron solo 43”.

Precisó que no fueron 100 mil, sino 147 mil las familias damnificadas del 2010 las que fueron atendidas de inmediato por el Gobierno Nacional. “Ellas están ubicadas en sus casa dignas y no en barracas”. Aplaudió que la Bancada de la Unidad reconociera, en la exposición de motivos del proyecto, los alcances de la GMVV.

Cuestionó varios puntos del proyecto de ley, como la preponderancia que se le otorga al apalancamiento financiero, en vez de a la tranquilidad familiar. Dijo que es falso que los beneficiarios no tengan documentos de propiedad. “Mienten al señalar que existan registros habitacionales. Los documentos se legalizan en el Registro Principal. No vamos a permitir que la ley se derogue, porque con esta ley que se propone le eliminan la posibilidad al pueblo de que participe y elimina el derecho que tiene el Estado de prohibir la venta de la vivienda antes de los cinco años”.

Aseguró que los documentos de propiedad se protocolizan de inmediato. El trasfondo, a su juicio, es que la Bancada de la Unidad considera que es la ley del mercado la que debe utilizarse para encarecer la propiedad. “Anteponen el interés económico al interés social. Quieren dejar sin vivienda a las dos millones de familias que faltan por adquirir su vivienda a través de la GMVV”.

En cambio, la diputada Elimar Díaz (UNT/Zulia) cuestionó la calidad de las viviendas de la GMVV y aseguró que los gobiernos de Manuel Rosales y construyeron miles de viviendas en la región.

En tanto, el diputado Elio Serrano (PSUV/Miranda ) refirió los esfuerzos del Gobierno Nacional en la construcción de un millón de viviendas en sólo cinco años. Advirtió que el pueblo estará en contra de que se hipoteque el futuro de los venezolanos con esta ley propuesta por Julio Borges.

Mientras, la diputada Adriana D’ Elía (PJ/Miranda) indicó que con esta ley se saldarán las cuentas pendientes con los beneficiarios de los programas de viviendas de la IV República. “Basta ya de tanto chantaje y manipulación. Los beneficiarios de la GMVV serán facultados con esta ley para ejercer la propiedad plena de sus viviendas”. Dijo que se revisará la calidad de las vivienda y los servicios, de manera de garantizar que los venezolanos cuenten con programas sociales de calidad.

El diputado Gekenver Tovar (PSUV/Miranda) precisó que en 56 meses el Gobierno Nacional construyó un millón de viviendas. Instó a los diputados de la unidad a visitar los complejos habitacionales de la GMVV para que comprueben que los beneficiarios cuentan con viviendas dignas y con sus títulos de propiedad. Aseguró que no se exigió ningún carnet político para el otorgamiento de las viviendas. Alertó al pueblo sobre este proyecto de ley, “porque pretenden convertir a las GMVV en un negocio”.

Casi dos horas después de iniciado el debate, el proyecto de ley fue aprobado con el voto negativo de la Bancada de la Patria. Fue el diputado Pedro Carreño (PSUV/Delta Amacuro) el encargado de informar la decisión de esta bancada ante la Cámara Plena.

Periodista:Rayma Rondón
Fotografo:Prensa AN