A propósito de la última sentencia de la sala constitucional del TSJ sobre la cuestión universitaria

   Les Rectores eméritos de la Universidad de Los Andes que suscribimos este documento, conmovidos por el contenido de la sentencia de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia que tiene su residencia en el territorio nacional, dictada el 27/08/2019 y que ha atendido los requerimientos políticos del gobierno central para la intervención total de las Universidades Autónomas del país, estimamos una necesidad urgente formular los siguientes planteamientos:

   1.-Cuando el régimen totalitario establecido hace veinte años en Venezuela se siente desasistido por completo de la opinión pública nacional y cada vez más aislado internacionalmente del mundo democrático, apela al recurso de la fuerza, en esta ocasión contra la Universidad y los universitarios, justo cuando estos sectores son reconocidos en todos los sondeos de opinión como los mejor valorados por la opinión del país. Nadie debe tener dudas, esta es la nueva forma de propiciar la violencia en Venezuela como si ya no fuera suficiente con el caudal de problemas  que tiene que soportar nuestra sociedad por causa de las equivocadas políticas oficiales y un estilo de gobierno que fomenta la división y el odio entre los venezolanos.

   2.-Los universitarios estamos obligados a responder con inteligencia esta nueva provocación oficialista. El liderazgo institucional de la universidad autónoma, los dirigentes de los gremios universitarios y todos los estudiantes, profesores y trabajadores de la institución estamos obligados a dar la cara. No podemos ser indiferentes ante la arremetida que se ha montado con el auxilio del TSJ para condenar al silencio completo a la Universidad. Necesitamos estar informados, unidos y sobre todo organizados para poder decir presente en todo el país.

   3.- Los gremios profesionales de la República, integrados por hombres y mujeres que se han formado como personas capacitadas y útiles a la Patria en la Universidad tienen más que decir que  una simple palabra. Reclamamos su solidaridad que es, en este momento, la mejor forma de hablarle a Venezuela con contundencia y determinación.

   4.- Como esta hora no puede ser solo de palabras, nos sentimos obligados a recordar que, desde las instancias de discusión de La Tertulia de los Martes, presentamos hace tres años al Consejo Universitario de la Universidad de Los Andes, a la Academia de Mérida y con destino a la Asamblea Nacional por intermedio de diputados del estado Mérida ante esa instancia un “Anteproyecto de Ley Orgánica de la Educación Superior” en cuyo artículo primero se pauta explícitamente que “esta Ley tiene por objeto establecer las bases generales de la organización, funcionamiento, modernización y evaluación del Sistema Venezolano de Educación Superior (SIVES); los fundamentos conforme a los cuales se determinan los aportes de recursos financieros por parte del Estado y de la Sociedad para que el sistema cumpla sus fines, y los criterios para interpretar y aplicar el principio de la autonomía universitaria previsto en el texto constitucional”. Allí está una propuesta concreta para superar de manera racional los problemas de la educación superior y la oportunidad para que el único organismo nacional plenamente legítimo existente en el país como lo es la Asamblea Nacional de Venezuela empiece el laborioso proceso que nos espera de reconstrucción de la República.

   5.- Esta nueva amenaza contra la autonomía universitaria no es un problema que concierne exclusivamente a los universitarios. En realidad es la cara universitaria de un asunto político frente al cual las direcciones de las fuerzas democráticas están obligadas a pronunciarse. Además por una razón de enorme trascendencia política. El Gobierno totalitario que ha diseñado y ejecutado un plan para hacer de las consultas electorales manipuladas una sofisticada forma de engañar incautos, con la decisión de la Sala Constitucional del TSJ de aparentar la regularización institucional de la vida universitaria, ha organizado una verdadera trampa electoral que es preciso desmontar. Por compartir su contenido recomendamos la lectura de la opinión del doctor Manuel Rachadell ( antiguo Consultor Jurídico de la UCV y del Consejo Nacional de Universidades) sobre la sentencia de la Sala Constitucional para entender la corrupta trama electoral que se ha montado justo cuando el gobierno está armando otro asalto a la democracia con el anuncio de adelantar las elecciones de la Asamblea Nacional, tal y como lo hicieron en el 2018 con las votaciones para la Presidencia de la República. Mérida, 29 de agosto de 2019. José Mendoza Angulo.  Néstor López Rodríguez. Genry Vargas Contreras.