Al Filo de La Verdad: “Papá la basura infecta”

Por: Giovanni Cegarra…

Lo bueno de abordar una las unidades de Tromerca, abarrotadas de pasajeros, es que uno se entera de cosas, escucha críticas, comentarios, etc., como lo que le escuché a un niño decirle a su padre “papá la basura infecta, por qué no la recogen”, todos quedamos en el sitio, el Padre no sabía que responder, nadie atinaba que decirle al pequeño, alguien por allá, “hijo la culpa es del Alcalde y de los que no quieren a la ciudad”.

 No deja de tener razón el niño “la basura infecta” y es que los habitantes de esta urbe andina, estamos sujetos a ser víctima de una infección cutánea, pulmonar u otra enfermedad, gracias a la acumulación de la basura, ya putrefacta en algunos sectores, producto de la inoperante gestión municipal gubernamental y la del llamado “Protector de Mérida, que no ha podido resolver esta problemática que le ha dado a Mérida, un nuevo título  “Ciudad Basura de Venezuela”.

 Lo de la basura en calles y avenidas de Mérida, es un problema político, de intolerancia e inconciencia ciudadana, de sabotaje hacia una ciudad que no se merece tal trato y el niño con su comentario a su Padre, ha dicho una gran verdad, la basura infecta, aquí respiramos a diario, aire contaminado, convivimos con bacterias infecciosas, sin olvidar que los zamuros al revoletear sobre los montones de desperdicios acumulados en cualquier lado, dejan caer un piojo que es dañino al ser humano, claro eso, no parece importarle a nadie.

“Papá la basura infecta, por qué no la recogen” vaya comentario infantil cuya respuesta aún no sabemos como escribirla, a lo mejor sí, pero pecaríamos de groseros, en el sentimiento que embarga a cualquiera, el ver en lo que está convertida Mérida, una Ciudad Basura de Venezuela, lo que a nadie duele y “al que le caiga el guante que se lo plante”, punto en boca.