Alcaldía de Mérida abre centro de acopio en solidaridad con Canaguá

Para el alcalde designado de Mérida, Francisco Melero y para Carlos García, la emergencia que se vive en el municipio Arzobispo Chacón, en los pueblos del sur, específicamente en su capital, Canaguá, no puede quedar indiferente ante los solidarios ojos de los merideños.

Es por ello y debido a su preocupación social, que se ha organizado un centro de acopio de enseres, insumos, comidas y alimentos, para poder contribuir con los hermanos canagueros que se han visto afectados por el embate de las lluvias en los últimos días.

Este centro de acopio se ha instalado en la sede administrativa de la Alcaldía de Mérida, donde a través de la Gerencia de Desarrollo Social se está haciendo un llamado a la unión con los vecinos de los pueblos del sur, ante la eventualidad natural que ha rebasado las capacidades organizativas del gobierno regional.

Carlos García, a través de sus redes sociales ha expresado su alarma ante la circunstancia por la que atraviesa el vecino pueblo de Canaguá, y ha hecho un llamado urgente para que el gobierno regional se avoque con responsabilidad a prestar el auxilio que se requiere en esta población del pueblo del sur merideño.

“La poca respuesta dada por autoridades municipales y regionales en Arzobispo Chacón es insuficiente para la gravedad”. Advirtió García, quien desde sus alianzas estratégicas se ha dado a la tarea de organizar ayuda civil para contribuir con los damnificados, “Exigimos soluciones” espetó el líder regional refiriéndose a la inactividad del gobierno local con respecto a este tema.

Los daños son incuantificables, pero Carlos García maneja la información de la gravedad de la emergencia “Son 50 familias afectadas en Canaguá, 3 puentes caídos y cientos de viviendas en peligro”, por ello urgió al gobierno regional para que se tomen las medidas necesarias, “señores, atiendan la emergencia con responsabilidad”.

El centro de acopio instalado en la alcaldía de Mérida, recolectará insumos tales como agua potable, alimentos no perecederos, cobijas, colchonetas, abrigos, medicinas básicas y sobre todo infantiles, con el fin de trasladarlos hasta los pueblos del sur y así hacerse solidarios con los vecinos que son parte de la Mérida que entre todos buscan construir. (Prensa Alcaldía de Mérida)