Arte y Ecología

Esta obra fue realizada con mas de 20.000 “chapas” o tapas de refrescos o bebidas gaseosas hechas de aluminio. Cada una de estas piezas para degradarse (desaparecer del Planeta) necesita entre 100 y 500 años. Un impacto ambiental muy grande.

Se quiso crear una pieza hermosa a partir de una gran cantidad de aparentes desechos.