Así arropan las enfermedades re-emergentes

Por: Eduardo Ruette…

El retroceso en materia sanitaria en nuestro hermoso estado Mérida es alarmante. Hay 292 casos autóctonos de paludismo reportados en la ciudad de El Vigía, incluyendo toda la Panamericana, esto es sumamente alarmante, porque dicho sea de paso, el Estado no tiene manera de como atacar y menos prevenir el brote de paludismo que se expande por todo el país.

El parque automotor de Malariología dependiente de su sede central en Maracay, ha sido desvalijado, lo mismo ha ocurrido en muchos otros estados, en medio de una ola de saqueo y robo de instituciones públicas en medio del cambio de gobiernos regionales, incluso del mismo signo oficialista. Los sueldos de los trabajadores son miserables, no hay estímulos económicos, no hay logística para los “pastilleros”, que son las personas que entregan y hacer cumplir los tratamientos, quienes también huyen del país en estampida debido a los efectos de la peor crisis económica que haya azotado a Venezuela.

La destinación de recursos para el control de vector (educación, fumigación) vivienda, acueductos y diques para las zonas rurales son inversiones inimaginables en cuantiosa infraestructura y que amerita de personas serias en la administración de salud, que cumplan a cabalidad con el plan, con buenos oficios centrales que permitan la disposición de recursos y más aún su administración adecuada para la correcta disposición de los mismos

Ante lo antes planteado, sólo así se podrá cercar controlar y erradicar nuevamente el paludismo al menos en Mérida, estado llevado a menos por la falta de los controles y del programa de salud señalado así como el agravante de la nueva fiebre del oro que nos traslada la enfermedad  desde el estado Bolívar a nuestras zonas, terminando de hacer propicia la propagación e infestación de esta enfermedad. Habíamos estado libres de esta enfermedad desde principio de los 90 hasta hace 5 años, que comenzaron los brotes que se reagudizaron con la explotación de la minería en Guayana.

 (*) Obstetra Ginecólogo

@eruette