Autoridades y dirigencia estudiantil ULA exigen la liberación de Carlos “Pancho” Ramírez

El rechazo a la detención arbitraria y liberación inmediata del estudiante y dirigente del Movimiento 13 de Marzo de la Universidad de Los Andes Carlos “Pancho” Ramírez el Rector de esta casa de estudios Mario Bonucci, el secretario ULA José María Anderez, miembros del Consejo Universitario, directores de dependencias,  el presidente de la Federación de Centros Jorge Arellano y dirigentes de todos los movimientos estudiantiles democráticos se pronunciaron ante esta medida considerada como de abuso y muestra de la represión desmedida contra los sectores universitarios que desde el Gobierno Nacional y los cuerpos de seguridad pretenden amedrentar y callar la lucha pacífica que desde la calle mantienen los dirigentes estudiantiles y ciudadanía en general  desde hace varias semanas por el rescate del orden constitucional en Venezuela.

El rector de la Universidad de Los Andes Mario Bonucci rechazó la detención del dirigente estudiantil cuando se disponía a participar en la protesta pacífica en las inmediaciones de la avenida Las Américas frente al centro comercial Yuan Lin a primeras horas de la mañana de este lunes; además dando lectura al comunicado emitido por el Consejo Universitario – ULA en relación a este acto, “no sabemos dónde se encuentra, nos solidarizamos con su familia”.

Insistió la máxima autoridad universitaria el llamado a la paz y al respeto de los Derechos Humanos, a la vez que reiteró la disposición de la Universidad de Los Andes para contribuir con el restablecimiento en un clima de respeto y tolerancia de acuerdo con la Constitución y las leyes.

En el mismo orden de ideas la decano de la facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas- ULA Aura Morillo expresó su rechazo contundente en nombre de la comunidad universitaria en la manera como se están violando los Derechos Humanos en el país.

“Pensar diferente, no es un delito” reiteró Morillo quien agregó que eso no se encuentra establecido en ninguna disposición del ordenamiento jurídico venezolano.

Indicó que la detención de Carlos Ramírez en horas de la mañana de este lunes, fue una medida arbitraria pues no se cumplió el debido proceso, ya que no existía ningún procedimiento abierto, ni siquiera ninguna orden de captura en contra del estudiante ulandino.

Acotó decana de Facijup- ULA la violación del artículo 49 de la Constitución Nacional, donde “se establece el respeto al debido proceso, y el derecho legítimo a la defensa”.

También, en el mismo orden de ideas el presidente de la Federación de Centros Universitarios- ULA Jorge Arellano expresó en nombre de la comunidad estudiantil muestras de solidaridad con “Pancho”, y con la dirigencia estudiantil del movimiento social 13 de marzo.

Ratificó que el movimiento estudiantil no tiene miedo, y continuarán en la calle, pese al amedrentamiento constante de los cuerpos de seguridad del estado. “hoy en día es un delito pensar distinto, nuestra única arma es tener una ideología distinta a la que  el gobierno Nacional pretenden imponer”.

La expresidente de la FCU- ULA Liliana Guerrero, aseveró que “hoy los universitarios tenemos un sentimiento de molestia, impotencia, dolor; unificado de todos los merideños por un estudiante que se ha rasgado las vestiduras por este país, por esta ciudad y por la universidad, siempre ha luchado de forma constante”.

En representación del movimiento social 13 de marzo al cual pertenece Carlos “Pancho” Ramírez, el dirigente estudiantil Rafael Mora rechazó este tipo de acciones, persecuciones, en contra de los compañeros universitarios que día a día luchan en las calles por el rescate de la democracia, indicando que “a pesar de todo no lograrán apagar las calles, y los universitarios continuaremos en pie de lucha hasta lograr la liberación de “Pancho”, también de Villca Fernández y de todos los presos políticos detenidos solo por pensar distinto”.

La dirigencia estudiantil rechazó de manera categórica este tipo de acciones en contra de los universitarios y señalaron que continuarán en la calle defendiendo el país y trabajando incansablemente por el rescate de la democracia.

Comunicado del CU- ULA frente a la detención del estudiante Carlos Ramírez

El Consejo Universitario de la Universidad de Los Andes rechaza la detención arbitraria del Br. Carlos Ramírez, dirigente del Movimiento 13 de Marzo, ocurrida en la mañana de este lunes 15 de mayo de 2017, ejecutada por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana.

Vale destacar que desde hace varios meses se ha desatado una campaña de persecución y desprestigio en contra de integrantes de la comunidad universitaria ULA, dentro de ellos el Br. Carlos Ramírez, quien ha sido señalado directamente, sin presentar prueba alguna, por el primer mandatario regional como culpable de una serie de actos violentos acaecidos en la ciudad de Mérida.

Con esta detención se aumenta la extensa y vergonzosa lista de presos de conciencia del gobierno chavista, dentro de los cuales se encuentra el también dirigente estudiantil Vilca Fernández, detenido de manera injusta e irregular desde enero de 2016.

Frente a este alarmante panorama, el cual sólo refuerza el descontento social y aviva el espíritu de las manifestaciones sociales, además de dar respaldo a los señalamientos de ausencia de respeto a los Derechos Ciudadanos y Libertades Individuales, así como de criminalización de la protesta, persecución de la disidencia, abuso de autoridad y, en pocas palabras, asfixia de la democracia, el Consejo Universitario levanta su voz, exigiendo la restitución de los derechos y el pleno respeto de la Constitución Nacional.

De igual manera, llama poderosamente la atención el accionar firme y arrollador en contra de los ciudadanos, mientras que se voltea la mirada frente a los grupos parapoliciales que actúan de forma cada vez más descarada, sin que quienes cargan hoy con la responsabilidad de la seguridad ciudadana cumplan con su labor.

Finalmente, desde el Consejo Universitario observamos que las acciones orientadas a sofocar las protestas populares han tenido un efecto contrario, avivando cada día más la llama de la libertad, la cual arde en el corazón de una sociedad que nació desde y para la democracia.

Hoy insistimos en nuestro llamado a la paz y al respeto de los Derechos Humanos, a la vez que reiteramos la disposición de la ULA para contribuir con el restablecimiento de un clima de respeto y tolerancia, en un todo de acuerdo con la Constitución y las Leyes; ofrecimiento que hacemos en apego a nuestra función como universidad, pero sobre todo a nuestros valores como venezolanos demócratas.