El Caminante: El deprimido es un suicida potencial

Por: Valentin Ladra…

Esta investigación por expertos venezolanos ocurrió hace 27 años. ¿Cómo serían ahora los resultados?

El estrés ha aumentado el índice de suicidios de la forma más alarmante, especialmente en la población joven. Lo que muchos callan, incluyendo las autoridades.

Continuando con mi escrito en el libro “Manual Antiestrés” y retomando la información de la Opinión de la semana pasada, señalé que “los expertos advierten que los estados depresivos, de ansiedad, de pánico, son condiciones en las cuales existe un enorme riesgo”

“En unas interesantes jornadas realizadas en Caracas –en 1990- con la organización de la Sociedad Médica, se aportaron datos de la Organización Panamericana de Salud, sobre los casos de suicidios en los países miembros en el grupo de 5 a 14 años. Los accidentes de vehículos y otros traumatismos rigen este dramático cuadro de mortalidad infantil –a ello aunamos hoy día la falta de alimento y esperanza- de ambos sexos. El grupo de 5 a 14 años, aunque parezca inverosímil, está dominado por muertes violentas, donde se incluyen suicidios y homicidios”.

“El grupo médico venezolano que estudia los factores de riesgo de suicidio en escolares y jóvenes de nuestro vapuleado país, realizó –estamos hablando siempre de la investigación realizada hace la friolera de 27 años- realizó una encuesta a 2.500 jóvenes de los estados Aragua y Guárico. Se observó como factor predominante del suicidio la desunión de la familia, fracasos en los estudios, y hasta existentes antecedentes de suicidios en personas conocidas”.

“Los psiquiatras –aunque les cueste hablar de este tema tabú, quizá para no quedar mal socialmente, lo que debería ser todo lo contrario- reconocen que el aumento de suicidios entre la juventud está cobrando  proporciones alarmantes”.

“En ese año de 1990, según estudio realizado por los doctores Luis Uzcátegui y Carmen M de Bendayán, donde se investigó el intento de suicidios por ingestión de medicamentos y otros agentes químicos, con datos suministrados por el Centro General de Intoxicaciones, han logrado identificar los factores demográficos clínicos y sociales, concluyendo que el resultado de suicidio más alto se encuentra entre las MUJERES DE 15 A 30 AÑOS”.

“Tanto el problema amoroso emocional como nacimiento de hijos o embarazos no deseados, problemas familiares y desencantos que luego se traducen en estados de ansiedad y depresivos, conducen a estas jóvenes al suicidio. En el sexo masculino se une a ello el síndrome del alcohol y droga, problemas de conducta y violencia”.

Continúo con el capítulo de mi libro “Manual Antiestrés” de la editorial Panapo: “No existe comunicación entre ellos y sus familiares o seres queridos… También la idea de morir no les desagrada, si con ello acaban con todas sus angustias y problemas”.

“En otro trabajo presentado en las jornadas de Psiquiatría por los doctores Giovanni Silva, Freddy Steidel, Iván Linares y Zoraida Camejo, señalan que tomando por base el incremento de suicidios entre la juventud, de 15 a 24 años, y que dentro de la profesión médica los psiquiatras, anestesiólogos y oftalmólogos, de manera especial se describe entre los factores de riesgo, hemos encuestado a estudiantes de Medicina en los diferentes niveles de sus carreras, para evaluar si es posible considerar este factor de riesgo. En las 300 encuestas aplicadas a estudiantes, se reveló como determinantes el consumo de alcohol y drogas, fracasos en los estudios, antecedentes patológicos psiquiátricos en la familia, y la nefasta influencia del estrés”.

“Se han estudiado 291 casos del Hospital Central de Valencia en el grupo de edades entre los 12 y 19 años, pacientes que fallecieron por causa del suicidio. El informe reveló que 68% de 199 pacientes correspondieron sorprendentemente al sexo femenino. El método que más utilizaron para acabar sus vidas ha sido la ingestión de tóxicos, con un predominio de muchachas de 18 años de edad. La mayoría de ellos provenientes de las zonas urbanas, correspondiente a la población infantil. El suicidio del género masculino se debe al ahorcamiento, armas de fuego, caída de edificios, arrollamientos”.

“El doctor Rubén Rendón Aponte, uno de los más destacados especialistas en la investigación sobre el suicidio en Venezuela –dijo  en 1990- que para el género masculino los factores relacionados con este hecho se deben a una edad avanzada, divorcios, viudez, soledad, drogas y alcohol, así como diversas enfermedades físicas u hogares desmembrados en la infancia”.

“En cuanto al género femenino señala Aponte que la misma juventud, matrimonios insoportables y hasta con muchos hijos –que hoy día no puede apenas alimentar- y hasta problemas religiosos –¡qué extraño!- desengaños amorosos y otros”.

Eso fue una investigación realizada por expertos médicos y psiquiatras en 1990, hace 27 años. ¡Qué dirían ellos ahora, aunque sigan callados por conveniencia, desconocimiento o prudencia inconsulta, en nuestra dramática Venezuela!(Continuará).

valikvalik@hotmail.com