Carlos Paparoni: “el costo de una lonchera escolar ronda alrededor del 40% del salario mínimo”

El diputado Carlos Paparoni aseguró que la crisis humanitaria en Venezuela llegó a las aulas de clases, debido a que el inicio del año escolar 2018-2019, se caracteriza por la ausencia escolar, el alto costo de los útiles escolares y la migración forzada de docentes y alumnos.

El diputado Carlos Paparoni dijo que “el alto costo de los alimentos ha ocasionado que muchos padres no lleven a sus niños al colegio porque no tienen con que alimentarlos, esa es la realidad que se vive en Venezuela frente a un régimen que se niega a recibir la ayuda humanitaria internacional. La crisis del hambre en Venezuela le está negando a la población más vulnerable recibir una alimentación balanceada y educación”.

Además, el líder merideño señaló que la situación de desnutrición infantil es grave en el país. “Según el Observatorio Venezolano de la Salud (OVS) el 60% de la población escolar se encuentra desnutrida. Este año, 280 mil niños podrían morir a causa de la desnutrición en el país. Y durante el 2017, fallecieron en cinco y seis niños semanalmente por falta de alimentos y al menos 33% presentaba retardo en su crecimiento, según Cáritas Venezuela.

Paparoni agregó que los niños y adolescentes no van a clases porque no tienen que comer y el costo de una lonchera escolar ronda alrededor del 40% del salario mínimo. “Cuatro de cada 10 niños y adolescentes entre 3 y 17 años (38%) han dejado de asistir a clases por problemas de transporte, apagones o falta de alimentación, según la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida de la Población Venezolana (ENCOVI 2017)”. Esto es una situación sumamente grave porque se le está negando al futuro del país tener educación, valores y principios”.

El parlamentario merideño enfatizó que la solución para el hambre en Venezuela es incentivar la producción nacional. “El gobierno nacional debe dar a los productores las semillas, el abono y los insumos necesarios para producir los la alimentos que necesitan los venezolanos, esto contribuirá a garantizar la alimentación de los alumnos en las escuelas. Y pagarle un sueldo digno a los docentes para que puedan vivir dignamente. Además, debe acatar la resolución aprobada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU que pidió al Gobierno Nacional aceptar ayuda humanitaria internacional y expresó su preocupación por las graves violaciones de los derechos humanos en nuestro país”.