Carlos Ramos llama a mantenernos en unidad

Ante un régimen que no sabe nada de democracia, que tilda de “apátrida” a todo aquel que discuta sus propuestas, por muy descabelladas que sean, es absolutamente necesario aprender a unificar criterios básicos, respetando la diversidad, pues ese es el camino a recorrer para lograr la transición democrática, constitucional y electoral de gobierno que todos los venezolanos deseamos.

Así lo señaló el pre candidato a la gobernación de Mérida, Carlos Ramos, quien aseguró que esa unidad ha de centrarse en mantener el mismo objetivo de reconstruir el país, saneando su economía, reactivando el aparato productivo, recomponiendo el tejido institucional y fortaleciendo la acción responsable de los ciudadanos.

“Las mayores dificultades se concentran en los métodos para alcanzar esos objetivos, y allí es cuando el respeto a la diversidad de propuestas, debe imponerse -ratificó el ex parlamentario- Y para ello se cuentan con los métodos democráticos de la conversación franca, los acuerdos explícitos y, primordialmente, el recurso del voto como instrumento de cambio. Por eso apoyamos y promovemos las propuestas que incluyen desde las elecciones primarias hasta las elecciones generales, siempre bajo la premisa de la unidad en la diversidad”.

Recordó que la estrategia privilegiada por el régimen chavista para minar las fuerzas emergentes de la oposición ha sido la de dividir para vencer. Ante esta estrategia, que se fundamenta en hacer aparecer ante los venezolanos a una oposición fragmentada por su diversidad de criterios, es necesario hacer entender a los ciudadanos que, en democracia, no es natural que las opiniones políticas y los criterios de desarrollo social se unifiquen de forma perfecta. Lo natural en la democracia es la confrontación de ideas, la discusión respetuosa y el debate de altura.

“Mantenernos en la unidad es la única vía para alcanzar esa transformación del país que devuelva a los venezolanos la tranquilidad en todos los escenarios. Y para mantener esa unidad, hay que respetar las reglas del juego que han sido establecidas por los actores políticos.  Las decisiones a tomar han de estar fundamentadas en la discusión honesta y abierta y deben ser resultado de acuerdos explícitos y procesos electorales a todos los niveles”, expresó Carlos Ramos.