Cecodap: “El Estado mata civilmente a los niños de Venezuela al no garantizar el derecho a la identidad”

El derecho a la identificación en el país sufre las secuelas de las fallas en el sistema automatizado, retrasos en la entrega de documentos, falta de materiales y elevados costos para la emisión de los documentos. Las niñas, niños y adolescentes (NNA) son una de las poblaciones que más padece de estas irregularidades, quienes quedan al margen del ejercicio de otros derechos porque no tienen garantizada su identidad.

“El Estado en Venezuela no solo mata a los niños y niñas recién nacidos por la carencia de medicamentos. Además, mata a los niños civilmente al no garantizar su identificación al nacer. La identidad es la puerta de entrada para el ejercicio de otros derechos. Sin identidad no existo y no puedo ser llamado ciudadano”, aseveró Carlos Trapani, coordinador general de Centros Comunitarios de Aprendizaje (Cecodap), al finalizar la presentación del informe Violación del derecho a la identidad de niñas, niños y adolescentes.


Este 15 de julio, la investigadora y trabajadora social, Angeyeimar Gil, dio a conocer los resultados de su último estudio para Cecodap, el cual tiene como finalidad documentar cómo el Estado no garantiza el derecho a la identidad en la población infantil y adolescentes.

Sus indagaciones descubrieron que desde el primer momento los padres y madres no tienen acceso expedito y oportuno a las instituciones que dan registro a sus hijos. Gil logró calcular un estimado de recién nacidos afectados por la falta de planillas EV-25 en los centros de salud: por lo menos 27.540 bebés quedaron sin certificados de nacimiento, solo en el Área Metropolitana de Caracas, y únicamente en 2018. La proyección en todo el país da un estimado de 271.850 NN afectados.

“Uno de los riesgos que presentan los niños sin el certificado de nacimiento es el de convertirse en víctimas de trata de personas, robo o secuestro. De allí la importancia de garantizar este derecho en el mismo momento en el que nacen”, indicó Gil.

Después de este primer paso de identificación, los padres también pueden registrar a sus hijos directamente en el Registro Civil. A esto se le conoce como presentación extemporánea. Para 2014, del total de registros en el país, 16% se hizo fuera de los 90 días establecidos por la ley.

Otro dato es que en el municipio Sucre del estado Miranda se tramitaron en 2.826 oficios para presentación extemporánea en abril de 2019. En ese mismo periodo, la Alcaldía de Baruta emitió 207 registros extomporáneos.

“Estos datos permiten confirmar que aún hay limitaciones para comprender la importancia del derecho a la identidad, lo que, aunado a la ausencia del certificado de nacimiento como paso inicial para la garantía del derecho y responsabilidad exclusiva del Estado, potencia la amenaza”, afirmó Gil, quien también es exconsejera de protección de niños, niñas y adolescentes del municipio Sucre.

Fallas en el sistema de cedulación

“Desde julio de 2018 la cédula de identidad por primera vez para los niños, niñas y adolescentes (NNA) ya no se estaba tramitando; pero es en septiembre cuando la autoridad lo notifica. En octubre se creó el programa Ruta Simón Rodríguez, programa del Estado que solo tramitó 1.112 cédulas”, denunció Gil.
Ante la falta de datos oficiales, la investigadora pudo proyectar que 317.700 NNA fueron afectados por fallas en el sistema de cedulación que provee el Servicio Administrativo de Identificación Migración y Extranjería (Saime), escasez de material y falta de personal.
 
“A pesar de tomar medidas administrativas para atender las limitaciones, las fallas continúan vulnerando el derecho a la identidad y el principio de celeridad. Esto a su vez afecta otros derechos como la educación y el libre tránsito, ya que los NN cuando cumplen los nueve años deben tener su cédula de identidad y los colegios la exigen desde el quinto grado de educación básica. También es un requisito para tramitar el pasaporte”, reflexionó Gil.
 

Sin identidad fuera del país

La Convención de los Derechos de los NNyA establece que la garantía de la identidad pasa por la gratuidad. También lo establece la constitución y así era hasta 2014. En la práctica, hay uno de los documentos que se tranzan en altos precios e incluso en dólares, a través de gestores ilegales: el pasaporte.

El nuevo informe de Cecodap revela que la emisión del pasaporte se ancló al petro y esto trajo un incremento en el costo del único documento de identidad válido en el exterior. De 7.200 bolívares pasó a 160.000 bolívares, lo que significa un incremento de 2.200% en el costo del pasaporte para los NNA.

“Si una familia tiene tres niños, el pasaporte se vuelve un documento inaccesible debido al costo. Si a esto le agregamos el fenómeno de la migración venezolana la vulnerabilidad es alta para los NNA”, indicó Gil.

A esto se le suma que en 2018 hubo un estancamiento en el trámite del pasaporte, ya que era muy cuesta arriba tener acceso a la página web dispuesta para solicitar la cita. Esto generó que las personas ávidas del pasaporte optaran por el pago a gestores para tener acceso al documento, creándose así una nueva red de corrupción. El cobro de este procedimiento ilegal se hacía en moneda extranjera y podía alcanzar entre 1.500$ y 2.000$.

Reconocer la crisis: primer paso para erradicarla 

El coordinador general de Cecodap, Carlos Trapani, aseveró que la primera recomendación al Estado es el reconocimiento de la crisis del acceso a la identidad. “Esto debe ir acompañado en una inversión para este servicio público”, agregó.

El informe relata nueve recomendaciones finales, entre las que se detalla la del deber del Estado de disponer de inmediato, hasta el máximo de sus posibilidades presupuestarias para atender todas las situaciones de violación y amenaza al derecho a la identidad.

Vanessa Moreno Losada (@MoreLosadaV)

PUEDES DESCARGAR EL INFORME HACIENDO CLICIK AQUÍ