¿Cómo vamos con la redacción del Manual actualizado de Modales y Buenas Costumbres?

Seguimos empeñados en la tarea de ir actualizando a estos tiempos algunos de los aspectos contenidos en el Manual de Carreño, que en su momento tuvo gran aceptación por la comunidad. Algunas  de sus normas aún están vigentes, pero otras con el paso vertiginoso de las épocas, requieren una adecuación para que lo podemos consultar, enseñar en las escuelas  y utilizar en este 2019 y en los años por venir.

Muchos lectores ya han hecho sus valiosos aportes al enviarnos sus criterios, sin embargo, el trabajo apenas está comenzando y necesitamos más participación porque sabemos que nuestros lectores son muchos, ciudadanos inteligentes y que sobre todo saben lo que es el respeto y la consideración, por esa razón les decimos ¡anímense,escríbanos ¡, colaboren con esta misión porque si queremos vivir en una sociedad donde los valores morales y la cortesía vuelvan a imperar requerimos expresar lo que nos disgusta o lo que no vemos correcto y opinar sobre la forma en que tales conductas impropias se pueden corregir.

Veamos lo que han comentado nuestros lectores:

-Vehículos con sonidos muy altos, que sin respeto ni consideración, estacionan en los espacios públicos perturbandoel descanso de las personas.

Vanessa

-Cuando uno va a pasar por donde hay un grupo de personas, se debe pedir permiso y no filtrarse por el medio para no interrumpir ni molestar a los allí reunidos. Pero también, que la gente que está parada en una acera muy estrecha no se ponga en el centro de la misma para que el transeúnte no tenga que tirarse a la calle.

Edwing

Una lectora comenta su vivencia en una dependencia de la ULA: Buenos días, si es tan amable

-¿qué quiere?

-Disculpe yo solamente venía a solicitar una información, pero como usted no tiene educación ni sabe tratar al público, vendré otro día. Gracias.

-Habrá que dar cursos de relaciones públicas a los empleados de las oficinas, especialmente en los departamentos de las universidades, porque es inconcebible que la falta de cortesía y las malas caras, sea un patrón que se repite.Acotando que no se puede generalizar porque hay personas maravillosas, amables y que marcan la diferencia. Se supone- explica- que la universidad debe dar el ejemplo, especialmente en el trato cordial y respetuoso a quienes requieren de sus servicios.

Esperanza.

Los cambures, son casi la comida principal y a veces única de los venezolanos. Hombres, mujeres y niños andan con sus manos de la sabrosa fruta por cualquier lugar, están en su derecho, pero lo que no es justo, ni aceptable, es que arrojen las conchas al piso indiscriminadamente. Pisar una concha puede causar un accidente grave a otros, además por qué ensuciar más, si ya estamos saturados de basura, como buenos ciudadanos tenemos que colaborar con la limpieza y el ornato de nuestra querida Mérida

Magaly.

-Que las personas  comprendan que deben sacar los desperdicios en bolsas y tener en cuenta los horarios que para la recolección haya dispuesto la autoridad, porque de lo contrario, tanto animales como indigentes la esparcirán por todos lados en busca de algo que les pueda servir.

Carlos.

Como vemos son muy variados e interesantes los señalamientos de nuestros lectores y abarcan diferentes aspecto de la vida en sociedad y como escribía   Manuel Antonio Carreño por allá por 1853 “Pero, ¿pueden acaso concebirse sensaciones más gratas, que aquellas que experimentamos en el ejercicio de los deberes? Los actos de benevolencia derraman en el alma un copioso raudal de tranquilidad y de dulzura, que apagando el incendio de las pasiones, nos ahorra las heridas punzantes y atormentadoras de una conciencia impura, y nos prepara los innumerables goces con que nos brinda la benevolencia de los demás”.

Envie su aporte a leoperiodista@gmail.com o comunicacioncontinua@gmail.com

A.E.L.L.C.C.

#3-18-08-2019