comunicArte: Daniel Baremboim, un fenómeno

Saludos Amigos!

Sin duda alguna, el pianista y director de orquesta argentino Daniel Baremboim, es una de las figuras más interesantes del mundo de la música clásica actual. “El fenómeno Baremboim”, según la famosa expresión que uso Wilhelm Furtwängler (una de las leyendas de la dirección orquestal del siglo XX) cuando lo escuchó por primera vez y contaba con tan solo17 años, recibió de las manos de Dios una cantidad de dones, talentos, y cualidades intelectuales que me fascinan. Tuve muchas oportunidades de verlo, escucharlo en vivo, como pianista y director de orquesta, durante mis estudios en Paris, ya que en la época, él era el director musical de la Orquesta de Paris.

Baremboim es un personaje fuera de lo común. De hecho, es muy raro tener un intérprete solista de primer nivel, que ya pertenece al círculo restringido de los mejores pianistas del mundo, y logra una segunda carrera al mismo nivel profesional. “Chapeaul’artiste” como se dice en francés! Es decir, me quito el sombrero Señor Baremboim.

El niño prodigioso Daniel Baremboim, nacido en Buenos Aires en el año 1942, hizo su debut como pianista cuando contaba ocho años, tocando rápidamente con las mejores orquestas y directores del mundo. Luego estudio la dirección de orquesta, con el famoso director Igor Markevich, y poco a poco desarrolló en todas partes del mundo una magistral carrera como director, sin jamás renunciar a su carrera como pianista, y sobretodo, sin perder su tremendo nivel de solista.

Baremboim posea una memoria excepcional, virtuosa, que le permite memorizar cualquier página musical de una vez, es decir, tras una primera lectura! Gracias a ella, Baremboim se convirtió en una biblioteca ambulante, enciclopédica, realmente impresionante y cautivadora. No solamente memorizo toda la literatura pianística (para piano solo y conciertos con orquesta) sino también todo el repertorio sinfónico, y lo más pesado para la memoria, el repertorio lirico. Enamorado de la música de Wagner, Baremboim dirigió a partir de 1981, de manera regular durante muchos años, en el famoso teatro de Bayreuth en Alemania (creado por y para las obras de Wagner), producciones de óperas de cuatro o cinco horas, sin la menor partitura.

Pero, Baremboim no es solamente un artista excepcional, un músico sumamente refinado. Es también un intelectual, que habla perfectamente más de ocho idiomas, tiene una cultura inmensa en el ámbito de la literatura, de la filosofía, sin mencionar las otras disciplinas artísticas. Másque un intelectual, un término que a veces puede tener una connotación un poco peyorativa, Baremboim es un pensador. Hoy en día, los pensadores son raros. Nikolaus Harnoncourt, uno de los padres de la Revolución Barroca iniciada en Europa en los años 70/80, escribió en su último libro, “La palabra musical”: “Yo busco el dialogo con unos pensadores. Y eso me vuelve casi aún más solitario, puesto que unos interlocutores de esta naturaleza son muy difíciles de conseguir”… Es cierto, es la gran debilidad de nuestro tiempo.Razón por la cual Baremboim representa una personalidad tan atractiva, cautivadora para la nueva generación, los jóvenes músicos, el público, y todos aquellos, tanto en la sociedad civil como en la política, que quieren desarrollar una consciencia humanista, en el verdadero sentido de la palabra, es decir, que no separa las artes del resto de la vida. Su “credo”actual, claramente expresado en diferentes ocasiones y libros, como por ejemplo en el libro que mencioné en mi crónica anterior, “La música despierta el tiempo”, se resume en la siguiente filosofía: la música es mucho más que un elemento agradable, ornamental. La música nos enseña a escucharnos, a respetarnos, a vivir en una sociedad equilibrada, armoniosa. Es una lección de vida.

Al crear la “West-Eastern DivanOrchestra” en 1999, una agrupación formada porjóvenes músicos que vienen de todos los países del medio oriente, Baremboim trabaja para la paz en esta región, para favorecer el diálogo entre las diferentes religiones, entre personas que se consideraban como enemigos.

Yo admiro a Baremboim, porque no es solamente un maravilloso músico, un artista polivalente. Es mucho más. Es un ejemplo de inteligencia humana.

Hasta luego!

Christophe Talmont

Director Musical

Orquesta Sinfónica de la Universidad de Los Andes

-Mozart Piano Sonata No 16 C major K 545

https://youtu.be/1vDxlnJVvW8

-Beethoven “Moonlight Sonata” N°14 Op.27/2 en do m

https://youtu.be/GXjhc8EbY4I

-Beethoven Sonata N° 21 ‘Waldstein’ en do mayor, Op.53

https://youtu.be/J3l18HTo5rY

-Waltraud Meier “Liebestod” Tristan und IsoldeScala 2007

https://youtu.be/qGbmjX7AYyU

-Wagner Tristan Und Isolde Prelude and Liebestod

https://youtu.be/cw2wABw-zsk