comunicArte: Un menú francés para la Navidad!

Saludos Amigos,

Hablar de Francia sin recordar su gastronomía sería un pecado, pero hablar de la gastronomía mundial sin mencionar la gastronomía francesa sería una injusticia!

De hecho, la gastronomía francesa, una de las más reconocidas en el mundo, es considerada en el país como un arte, una suprema felicidad que puede ser asociada al arte de la mesa. Quedarse durante horas alrededor de una mesa, disfrutando de los sabores que cautivan el paladar, hablando de la calidad de un vino a través de un vocabulario poético, buscando el año del vino sin mirar la etiqueta de una botella, no es raro. Al contrario, es algo común en un país donde uno consagra un culto absoluto a los placeres de la boca. Sin ninguna duda, Francia es una tierra de epicúreos.

Es un pequeño país, que representa apenas la mitad de la superficie de Venezuela! Además, es un país que no goza de las riquezas naturales que Venezuela posee, como por ejemplo el petróleo, el gas, el aluminio, etc… Sin embargo y a pesar de un invierno que puede ser muy riguroso en ciertas regiones, Francia tiene, gracias a su clima y su geología, una tierra que produce una agricultura extremadamente rica, muy diversa, con una de las mejores tierras del mundo para producir vinos de gran calidad. El vino, como los quesos, es el gran orgullo francés, que representa un verdadero saber, un arte supremo capaz de ofrecer unos aromas excepcionales a los aficionados de sensaciones fuertes en el paladar. Según el Centro Nacional Interprofesional de la Economía Láctea, Francia produce 1200 variedades de quesos! Algo único en el mundo, que aviva la curiosidad de todos los extranjeros pasmados ante tal diversidad y variedad de sabores.

Por otro lado, Francia puede enorgullecerse de poseer un patrimonio vitícola extraordinario, único en el mundo, con una producción de 3.240 vinos distintos y 1.313 denominaciones distintas, en 80 departamentos y 16 grandes viñedos. Cada región tiene sus vinos, pero, seleccionar el mas adecuado en función del plato culinario elegido, es la reflexión permanente de los aficionados a la gastronomía. Así, uno entiende porque el tiempo alrededor de una mesa es largo, ya que la selección del vino es todo un rompecabezas!

Obviamente, las fiestas navideñas y de fin de año son el pretexto para crear un fuego artificial de sabores, de aromas y los grandes chefs, que se consideran artistas, rivalizan en imaginación y talento para inventar cada año nuevos platos, afín de innovar y dar un toque de modernización a un arte centenario.

Sin embargo, el esquema del menú de la Navidad es bastante tradicional, con diferentes especialidades según las regiones, especialmente por lo de las aves, la caza, una comida sumamente apreciada a la época de los reyes franceses.

Más de una vez y a veces durante la famosa prueba de amarrar las hallacas, familiares me preguntaron cuál es el menú típico de la Navidad en Francia. Bueno, la hora ha llegado para revelar algunos sabores que disfruté durante toda mi vida en Francia!

En primer lugar, el Champagne, vino emblemático de Francia, emana a borbotones en el marco del aperitivo, acompañado de una multitud de pequeños canapés, finos y frescos.

Para el primer plato, dos tradiciones se enfrentan: la del famoso “Fois Gras” (tipo de pate de hígado de pato) comido sobre unos pedazos de pan tostados y la del famoso plato de ostras o a veces de mariscos.

Luego, llega el plato más tradicional: el pavo relleno de castañas, acompañado de puré de castañas, judías verdes y papas.

Un menú sin quesos no es un menú francés! Pues, es el momento de disfrutar de una gran variedad de quesos sobre una cama de lechugas.

Para terminar y antes de gozar de unas gotas de licor tradicional como el “cognac”, el “armagnac”, tenemos el plato sagrado: la “Bûche de Noel”, un postre en forma de tronco, relleno de crema de mantequilla con diferentes sabores según su elección personal: de café, de chocolate, de frutos del bosque, como el casis u otro.

Gracias a Dios, la vida es un camino de curiosidad y ahora, disfruto con mucho gusto los sabores venezolanos, especialmente el de la inolvidable hallaca.

A todos ustedes, les deseo una navidad luminosa, fraternal, llena de fe y de esperanza, en un momento tan delicado para Venezuela.

Feliz Navidad!

Christophe Talmont

Director Musical

Orquesta Sinfónica de la Universidad de Los Andes

 

Buche de Noel para Navidad 2016 https://saborgourmet.com/buche-de-noel-para-navidad-2015 / vía @saborgourmet