CU no permitió derecho de palabra a la junta directiva del Inpresiprula

Este lunes en horas de la mañana las juntas directivas del Instituto de Previsión Social del Siprula (Inpresiprula) y del Sindicato de Profesionales y Técnicos de la Universidad de Los Andes (Siprula), estuvieron toda la mañana esperando para poder tener un derecho de palabra en el Consejo Universitario, el cual fue solicitado por la directiva de este instituto para discutir lo referido a los aportes federativos.

“Hoy no nos permitieron el derecho de palabra, a nosotros que somos los representantes legítimos de los trabajadores profesionales universitarios y que fuimos electos recientemente. Resalto lo de legítimos, ya que así fue la decisión de los agremiados del Siprula y no como lo que hemos visto con los representantes del Consejo Universitario, quienes han sido enemigos de los trabajadores universitarios en más de una ocasión y no son legítimos por tener sus periodos ya vencidos”, recalcó Maribel Suárez, presidente del Inpresiprula.

Explicó Suárez que en la mañana de hoy los consejeros universitarios, decidieron lo mismo que el pasado 10 de noviembre cuando solicitaron un informe a la dirección de personal de la ULA y hoy cuando la junta directiva del Inpresiprula acompañada de la directiva del Siprula solicitaron un derecho de palabra, en el CU vuelven a decidir pedir otro informe a esta dependencia. “Cuando algunas personas nos preguntan por qué razón no vamos a la dirección de personal, la respuesta es que si esta dirección no le da la respuesta oportuna y rápida a los consejeros que esperanza tenemos nosotros los trabajadores de la Universidad de los Andes”.

Los trabajadores profesionales de la ULA se sienten agredidos y como señaló Suárez, hoy los agarra la inquisición del CU en contra de todo lo que ellos han solicitado en ambas juntas directivas del Siprula. “Hoy también se nos está negando tácitamente el derecho a participar a los Juegos de los Trabajadores Universitarios, porque están colocando condiciones que no están en la convención colectiva. Exigimos respeto a nuestra convención colectiva y exigimos al Consejo, muy en especial al vicerrector administrativo, Manuel Aranguren que entregue los recursos que le envió la Opsu para los aportes federativos y que los tiene la ULA y no los entregó y corresponden a los años 2012, 2013, 2014 y 2015. Ni el vicerrector administrativo, ni el CU, tienen potestad ni competencia para transferir aportes federativos para Ofiseula, eso no es de su competencia y para nosotros es una presunta desviación de recursos universitarios y así lo haremos saber al auditor interno de la universidad”, dijo finalmente Suárez. Siprula Prensa