Diputado Casella se escapó de la Embajada de México en Caracas

El diputado opositor Franco Casella abandonó la residencia de México en Venezuela, donde se encontraba hospedado desde el 14 de mayo pasado.

Casella Lovaton literalmente se escapó. Dejó solamente una carta de cinco hojas en letra manuscrita, que no fechó, a la que imprimió su sello como diputado de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, reseñó el diario mexicano El Universal.

El legislador puntualizó que la decisión de abandonar la residencia mexicana en Caracas fue absolutamente bajo su responsabilidad y riesgo. Señaló que los tiempos se adelantaron y tiene el llamado de servir a su país y al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

“Tomo esta decisión bajo mi absoluta responsabilidad y riesgo liberando de cualquier vinculación a todas las personas anteriormente mencionadas», dice la carta.

«A pesar de conocer los esfuerzos de la SRE mexicana en otorgarme asilo y el respectivo salvoconducto, los tiempos se aceleraron y mi deber con Venezuela no puede seguir esperando y mi llamado a servir a la República y al gobierno legítimo encabezado por el señor presidente Juan G. Guaidó M. me impulsa a avanzar”, escribió.

El diputado, que no dijo adónde se dirigiría, manifestó que Venezuela brillará y quienes fueron obligados al destierro, incluido él, regresarán con valor y valores a reconstruir lo que consideró como un salvaje daño.

Expuso: “De la más atroz corrupción de la historia (…) honro la memoria de los hermanos caídos. Honro a nuestros presos políticos, ustedes me dieron resistencia y fe. Honro a mis colegas parlamentarios por su valor y constancia. Virtud y honor”.

La carta fue dirigida al encargado de Negocios de la Embajada de México en Venezuela, Juan Manuel Nungaray, a quien dedicó un agradecimiento especial.

También dio las gracias al personal de la representación diplomática por el apoyo que se le brindó para salvar su vida y preservar su libertad, así como la protección que se prestó a su familia y a su persona.

“México y la Cancillería demostraron compromiso y valentía ante las pretensiones de violar mi inmunidad parlamentaria y los derechos humanos. Demostraron coraje al claramente demostrar que por encima de cualquier ideología está el compromiso con los valores fundamentales y la democracia”, dijo.

Reconoció que en los cuatro meses que estuvo en la residencia diplomática todo el personal mexicano se transformó en su familia y lo acompañó a superar la difícil prueba.

Dio agradecimientos especiales, además, a Sergio Iván Juárez, encargado de Asuntos Políticos y Culturales, y a Mauricio Vizcaíno, jefe de Cancillería, de quienes observó que tuvieron un gran profesionalismo y dedicación no solo por cumplir su trabajo de forma recta, «sino además por sembrar en mí afecto y admiración por México, y en lo personal forjar un lazo de amistad”.

Agradeció al equipo de la residencia diplomática: «Martín, Ángel, Arturo y Francis: gracias por la calidad humana, la pasión de servicio y la amistad. Dios les bendiga”.

El equipo de Seguridad no estuvo exento: Moisés, Román y Alfredo, de quienes resaltó el profesionalismo; también mencionó a dos funcionarias más, a las que identificó por sus apellidos: Coronel y Mújica.

“A todos, mi compromiso de lucha por transformar nuestra amada Venezuela en un mejor país, capaz de prosperar en paz y democracia fortaleciendo lazos fraternos con México”, señaló.

El ingreso

El 14 de mayo pasado, Casella llegó hasta la residencia de México en Venezuela y solicitó asilo tras considerar que su vida corría peligro por ser un opositor al régimen de Nicolás Maduro.

En aquel momento, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, explicó que, en favor del derecho de asilo, se recibió al diputado Franco Manuel Casella Lovaton con la finalidad de brindarle resguardo y protección.

Casella Lovaton es presidente en la Asamblea Nacional de Venezuela de la Subcomisión de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, e integrante de la fracción del partido Voluntad Popular.

México ha reiterado su preocupación por la violación de derechos humanos en Venezuela.

El 25 de julio pasado, Casella recibió la visita de Guaidó, quien le brindó apoyo y agradeció a México por tenerlo como huésped.

Desde la residencia mexicana, Casella Lovaton denunció persecución y amenazas en contra de su esposa e hija, ambas de nacionalidad española. Sus dos hijas mayores, gemelas, huyeron a Chile.

https://www.elnacional.com/venezuela/diputado-casella-se-escapo-de-la-embajada-de-mexico-en-caracas/