Docentes merideños rechazan intromisión de la política en planteles merideños

En protesta ante la imposición de la Constituyente comunal dentro del área educativa, se encuentran los profesionales de la educación en el estado Mérida, afirmando que la educación debe ser libre y plural.

Máximo Briceño, Presidente del Sindicato de los Trabajadores de la Educación del estado Mérida (SINDITEM) manifestó que esta medida curricular implementada por el gobierno Nacional es violatoria a los preceptos plasmados en la constitución del año 1999 y la Ley Orgánica de la Educación debido a la actitud obligatoria con la cual se pretende hacer partícipes a los docentes en la Constituyente comunal propuesta por Nicolás Maduro.

“Lo que está haciendo el gobierno Nacional en este momento en las instituciones educativas es violatorio de cualquier principio constitucional, tratando de obligar a los maestros a firmar en apoyo a la Constituyente que está planteando el gobierno de Nicolás Maduro, eso viola el artículo 102, 103 y 104 de la Constitución y viola el artículo 11 y 12 de la Ley Orgánica de la Educación que prohíbe el proselitismo dentro de las aulas de clases ni mucho menos propaganda dentro de las instituciones educativas” señaló.

Briceño asegura que los planteles educativos no deben ser usados para ningún tipo actividades políticas, exhortando a los profesionales de la enseñanza a apegarse a los artículos 11 y 12 de la Ley Orgánica de la Educación y los 102, 103 y 104 de la Constitución Nacional, argumentando que dentro de sus funciones no se contempla bajo ningún concepto el ejercer propaganda política a favor de partido político alguno, tratando de mantenerse al margen de esta propuesta del gobierno Nacional.

Los padres y representantes se niegan a participar en estas asambleas comunales debido a que ellos lo consideran como un adoctrinamiento a sus hijos, exigiéndole al gobierno nacional que cese esta iniciativa anticonstitucional que se considera como un irrespeto a la democracia y las autoridades educativas que se aboquen a solventar las verdaderas problemáticas que padecen los planteles en la actualidad.