Dr. Ignacio Sandia (Iahula) denunció que el caso del menor sustraído lo están politizando

El director del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula), Dr. Ignacio Sandia, denunció que allegados al caso del bebé sustraído Jael Isaac Rivas Sánchez lo están politizando.

El galeno expresó que un grupo de personas, “que no eran los familiares”, se presentó en la institución de salud, “de manera muy agresiva, con pancartas y voceando consignas políticas en contra de mi persona y del Gobernador, en un tinte político que nos sorprendió” agregando que dichas personas fueron a “actuar de manera política, para pedir mi destitución”.

“La sustracción es un hecho grave, preocupante y lamentable que nunca debió suceder y que resulta del grave deterioro de las condiciones en la que se presta asistencia en nuestro hospital y de la profunda crisis social, económica y política de Venezuela, en este caso, el hecho guarda especial relación con la falta de seguridad que hay para los usuarios y el personal de salud, situación que se ha denunciado en numerosas oportunidades”.

De la misma manera, Sandia brindó información sobre 10 medidas urgentes que deben implementarse en el Iahula para mejorar el servicio y seguridad del mismo, enfatizando que se requiere la asignación de recursos y el apoyo logístico de todos los entes involucrados como: la Gobernación del estado Mérida, Policía Nacional Bolivariana (PNB), organismos de investigaciones criminalísticas y el Ministerio del Poder Popular Para la Salud, este último, como bien lo manifestó Sandia, “no ha asignado presupuesto para los gastos de funcionamiento” de este año, que le corresponde el 72%.

Las medidas que expuso el doctor fueron: Intervenir el departamento de servicios generales con la finalidad de revisar el estatus del personal de porteros, su distribución en el hospital y los protocolos de trabajo y actuación; Colocar cámaras de vigilancia en las áreas de riesgo como almacenes y depósitos, puertas de acceso y salida del hospital y la reparación de los equipos; Reforzar el cuerpo de seguridad y sus instrumentos de trabajo; Incrementar la vigilancia policial; Realizar investigación policial permanente para desarticular las redes delictivas que sostienen el hurto y venta de material médico quirúrgico; Agilizar5 el procesamiento administrativo, laboral y penal de los implicados en actos delictivos dentro de la institución; Carnet para el personal; Prohibición a los laboratorios privados para las tomas de muestras biológicas dentro del hospital; Revisiones periódicas de carteras, maletines, morrales de poco volumen; Y dejar, como única vía de acceso y salida del personal y usuarios, la puerta ubicada en el Nivel Plaza.

Como consecuencia del robo del menor, los directivos han convocado a los organismos de seguridad del Estado y le han propuesto estrategias para la disuasión y control de la delincuencia en el primer centro de salud de la región. Por: Marcela Castro-Practicante Unica.