Edgar Zambrano (Dip.AN): Metropolitanos presos por el 11-A deben ser liberados

Edgar Zambrano, Jefe de la Fracción Parlamentaria de Acción Democrática en la Asamblea Nacional, instó a Nicolás Maduro a liberar a los cinco funcionarios de la Policía Metropolitana que permanecen en prisión por los sucesos de abril de 2002.

En la misiva consignada este lunes en el Palacio de Miraflores; Zambrano plantea la urgencia con la cual deben ser liberados Arube Pérez Salazar, Erasmo Bolívar, Marcos Hurtado, Héctor Robain y Luis Molina Cerrada, quienes están recluidos en Ramo Verde, siendo las únicas personas que permanecen privadas de libertad por los sucesos del 11 de abril de 2002, quienes están allí producto de juicios viciados, “situación debatida en el estrado judicial dentro de controversia jurídica, pública, notoria y comunicacional, donde se violaron garantías constitucionales protectoras de derechos humanos, debido proceso y legítimo derecho a la defensa, contaminando las decisiones condenatorias emitidas contra estos venezolanos de origen humilde, habitantes de los barrios de Caracas, funcionarios adscritos a un cuerpo policial donde laboraron durante varios años levantando sus familias en el oficio de servidores públicos”.

En la solicitud de audiencia número 88, el parlamentario por el estado Lara asegura que desde la Presidencia de la República se pueden y se deben corregir los atropellos que han conducido a que estos cinco policías metropolitanos se mantengan recluidos, causando además un gran daño a sus familias. “Llamo tu atención, Nicolás, para que observes a través de otras instancias competentes como la Defensoría del Pueblo y las que a ti te endosa la Constitución, para resolver la delicada situación que viven estos funcionarios y sus familias. Ya en otras oportunidades hemos tramitado ante distintas instancias, operadores de justicia, la libertad que de pleno derecho debería tener hoy estos ciudadanos venezolanos”, expresó.

Considera que continuar negando la libertad plena a estos funcionarios se convierte en una violación flagrante de derechos humanos fundamentales, “que en tu condición de Presidente de la República puedes perfectamente señalar la omisión de estos poderes y en consecuencia habilitar tus prerrogativas constitucionales poniéndole finiquito a la negación de justicia”.

Finalmente el también Vicepresidente de AD se refirió de nuevo a la necesidad de un pronunciamiento del Ejecutivo sobre “la tumba”, a la que calificó como un sitio para la muerte. “Sitio de tortura de última generación condenable desde todo punto de vista y estimo debería ser condenada por el Ejecutivo Nacional, que se ampara desde los tiempos de Hugo Chávez en ser gobiernos humanistas y estos hechos que te hemos venido planteando de manera sistemática desdibuja no sólo el concepto por la vía de hecho, sino la falsedad de una propuesta negada con estas actuaciones”.