El beneficio de la duda

La reciente visita de la Alta Comisionada para los Derechos humanos, doctora Michelle Bachelet, ha traído expectativas  a nuestro país.  El solo hecho  de que ella, haya sido invitada por el gobierno de Nicolás Maduro, para “escuchar a todos los actores a fin de poder trabajar con ellos hacia el respeto, la promoción y la protección de los derechos de todos los venezolanos” (palabras textuales), es, a nuestro parecer, un avance importante. En efecto, sostuvo reuniones tanto con el oficialismo como con la oposición. Escuchó a las víctimas  de abusos y violaciones a los derechos humanos. Escuchó testimonios dolorosos de las torturas y humillaciones que infringen a los ciudadanos cuerpos armados como el FAES. Son- dijo la comisionada-“historiasdesgarradoras, que demandan justicia. Todos me han trasmitido cómo la situación humanitaria en Venezuela se ha deteriorado, de forma extraordinaria, incluyendo el derecho a la alimentación, la salud, el agua, la educación y otros derechos económicos y sociales…”

Como era de esperar, muchas y diversas voces se han alzado en torno a la presencia de la mandataria. El Foro Penal:” Espera que el informe de Bachelet no sea tan “tímido” como sus declaraciones”. Descifrado: “Caritas de Venezuela:” Entregamos a Bachelet un clamor que excede el llamado de socorro”. Guaidó: Si vemos la visita de Bachelet como una solución, es un error”, entre muchas y muy diferentes opiniones que ha suscitado la presencia de la comisionada. 

¿Por qué dudar a priori de los resultados de la visita de Michelle Bachelet? Ella tiene en su haber varias batallas ganadas. Es mujer y médico. Sensible y preparada. Por mucho maquillaje que se la haya querido dar a la situación,nuestra nación está tan destruida moral y físicamente, que nadie que tenga la capacidad de comprender y actuar en consecuencia podría pensar lo contrario. Ella tuvo la oportunidad de sopesar los elementos de juicio. Si como dice Machado “El régimen buscó reconocimiento y lo obtuvo”, también es cierto lo que señala Almagro: “Las denuncias que recibió Bachelet, deslegitiman al régimen de Maduro”. Las cartas están echadas y para la alta comisionada es una gran responsabilidad  histórica que lo expresado por ella se cumpla: “Nuestroinforme sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela será presentado  el 5 de Julio ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra y estará basado  en evidencias, así como en el análisis objetivo, relativo a todos los derechos humanos, además de recomendaciones constructivas sobre cómo avanzar. Nuestra presencia aquí posibilita trabajar con las instituciones estatales, la sociedad civil y el Sistema de las Naciones Unidas, señaló  Michelle Bachelet.

En estos momentos críticos para el país, cualquier punto de apoyo a nivel internacional es ganancia. Que haya sido Nicolás Maduro quien la invitó, no es lo crucial, lo importante fue la posibilidad de que ella constatara lo que en realidad está ocurriendo en Venezuela. Juzgar, calificar, conceptuar, antes de saber qué aspectos contendrá el informe, es  irresponsable.

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos, estuvo aquí, aun cuando, tarde para muchos, pudo vivenciar nuestra realidad incluso según el líder opositor y presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, “la alta comisionada está muy preocupada y muy conmovida”. Esperemos, entonces, que se haga justicia, no despreciemos ningún tipo de ayuda porque en verdad, la necesitamos. Después, según los resultados se podrá despotricar si este fue “tímido” o “complaciente” o “excelente y reivindicador”  

A.E.L.L.C.C.