El Big Ben Deportivo: El 10E ¡NO! a otro “pernilazo” de Nicolás

Por: Andrés E. Mora M…

“¡Caracas es una ciudad de contrastes! Mientras que en la superficie gobierna una anarquía feroz en donde «hicieron su agosto en diciembre» las líneas de taxis y «carritos por puesto» fijando tarifas exorbitantes, en el subterráneo impera el populismo salvaje y hay puerta franca – ¡Bueno, torniquete franco! – para cualquiera”, le comenta Incrédulo a Ingenuo e Incredulina, sus padres. “Sin embargo, uno no sabe si lo que ocurre en el Metro de Caracas – que en estado deplorable cumplió 36 años el 2 de enero – tiene que ver con que la distribución de los boletos, cuya nueva tarifa de Bs 1 entraría en vigencia a partir del pasado 10 de diciembre, está a cargo de los mismos a quienes le encomendaron la repartición de los perniles navideños prometidos por Miraflores”, dice el heredero, haciendo uso del sarcasmo propio de los Sinduda para referirse al par de anuncios del régimen – ¡Pero no los únicos! – que resultaron ser más falsos que la legitimidad de Maduro a partir del 10E.

“¡Lo cierto del caso es que no vimos un ticket ni por asomo!”, expresa de manera terminante Esperanza, quien junto a Incrédulo, su esposo, y Brasilia, su pequeña hija de 11 años, estuvieron en Caracas visitando en estas fiestas decembrinas a «Tata», la lúcida y vivaz bisabuelita que en agosto cumplió 96 años. “De tal manera que fue la improvisación, y no el populismo – aunque ambos son responsables de la lamentable situación en que se encuentra el que fuera el metro ejemplo en el mundo en limpieza, seguridad y cumplimiento – la razón por la que diariamente, y por tres semanas, estuvimos pasando como «Pedro por su casa» para tomar los trenes”, agrega. “Por cierto suegro, me acordé de usted”, le dice a Ingenuo su nuera mirándolo a los ojos. “En algunos de los vagones permanecen todavía, aunque descoloridos y deteriorados, avisos con la imagen de su «recordado» Pastor Maldonado”, comenta con ironía la sonriente joven a sabiendas que el padre de su marido lo que no olvida de Maldonado son los numerosos toques y accidentes en que se vio involucrado – al punto de que entre los pilotos era conocido como «Crashtor» Maldonado – y las 26 veces que fue sancionado durante su carrera.

“¡Imagínate tú, Pastor Maldonado!”, exclama Ingenuo. “El expiloto de Formula 1 por el que Pdvsa – según la filtración a principios de 2016 de un documento de 24 páginas de la Williams – le pagó a la escudería inglesa entre 132 y 185 millones de euros anuales para que le permitiera pilotear uno de sus bólidos por cinco temporadas (2011-2015)”, rememora el profesor jubilado de la ULA.

“Las malas lenguas dicen – ¡Y la mía que no es muy santa! – que el patrocinio dado al maracayero por la saqueada Pdvsa roja-rojita fue una orden dada por el mismísimo «líder supremo de la revolución» para complacer el capricho de una de sus hijas de ver correr en la categoría reina al que, para entonces, era el novio de una íntima amiga suya”, cotillea Incredulina haciéndose eco del comentario que estuvo siempre omnipresente en el ambiente automovilístico, pero que describe en toda su magnitud la discrecionalidad con que actúa un primer mandatario cuando los órganos contralores se encuentran subyugados a sus designios.  

“La «república bananera» en que convirtió a Venezuela el chavo-madurismo al desconocer la Constitución, es lo que ha dado pié a extravagancias como esas. O como la del «toque técnico» de Nicolás en el famoso restaurant de «Salt Bae» en Estambul”, señala el profesor jubilado de la ULA. “De ahí que tengamos presidentes comportándose como excéntricos millonarios, pero dilapidando riquezas que no son de ellos sino la de un país que han dejado en el hueso. Una nación que en el período 2013-2018 sufrió una contracción del 53% de su PIB – en otras palabras ¡una disminución del 53% en la producción de bienes y servicios! – y en el que se consolidó la hiperinflación más elevada del planeta en el 2018. Estadísticas que se traducen en muerte por hambre y miseria. Una dantesca crisis socioeconómica que además es responsable de 23.047 muertes violentas el pasado año, de acuerdo al Observatorio Venezolano de Violencia, ratificando a Venezuela como el país más violento del mundo con una tasa de 81,4 muertes violentas por cada 100 mil habitantes, y de un éxodo que supera los 3 millones de personas, pero que con las 5.000 que se estima dejan a diario el país, se espera que aumente a más de 5 millones para finales de 2019, según la ONU”, expone el catedrático.

“Por eso la responsabilidad histórica de la AN y la nueva directiva que hoy asume con el diputado Juan Guaidó, de Voluntad Popular, a la cabeza. Es hora dejar a un lado las peleas intestinas, los cálculos personales y el egoísmo para que el Poder Legislativo sea la punta de lanza para la recuperación de la democracia e institucionalidad que el país decente anhela ¡Este es el momento!”, exclama con vehemencia Incredulina.    

“El documento titulado «10 de enero: El despotismo apunta a la disolución de la República», elaborado por los profesores de Derecho Constitucional de la UCV y que en el enlace http://efectococuyo.com/wp-content/uploads/2018/12/pronunciamiento.pdf pueden leer con detenimiento, son recomendaciones que le hacen a la AN y que bien le pudiera servir como hoja de ruta”, considera Ingenuo.

“El 10E ¡A decirle NO a otro “pernilazo” de Nicolás!”, gritan los cuatro como una sola voz.   

         

 (٭) Prof. Titular jubilado ULA – Cronista deportivo      

      aemora@gmail.com, @amoramarquez