El Big Ben Deportivo: El CNE, ¿penales rojos-rojitos? ¡No pita!

Por: Andrés E. Mora M…

“El arbitraje en el fútbol español es un caos y los desaciertos cometidos por el árbitro canario Alejandro Hernández Hernández en el «Clásico» disputado el pasado domingo en un Camp Nou a reventar, no hizo otra cosa sino confirmarlo”, le comenta Incrédulo a su padre, el profesor jubilado de la ULA Ingenuo Sinduda, en la visita que, en la mañana de este 12 de mayo, sábado previo al “Dia de la Madre”, le dispensó a sus progenitores.

“Los yerros arbitrales, por la cantidad, trascendencia e incidencia en el resultado, fueron, sin temor a equivocarme, protagonistas del duelo que enfrentó a los encarnizados rivales y, que  resultó ser, un encuentro intenso y muy disputado a pesar de no haber nada en juego – además del invicto blaugrana y la posibilidad de que el Madrid alcanzara la segunda plaza tras el tropiezo del Atlético – debido a que el Barcelona venía de proclamarse campeón de «La Liga Santander» en la jornada de la víspera al derrotar 2-4 al Deportivo La Coruña en su visita a Riazor”, dice el único vástago de los Sinduda, quien es simpatizante merengue.

“La polémica arbitral, ciertamente, existió. Sin embargo, no desmerita en absoluto la gesta inmaculada del Barça esta temporada en la que exhibe, como ningún otro campeón de las restantes cuatro ligas grandes de Europa, su condición de imbatibilidad”, opina el catedrático. “El equipo culé enfrentó, ese día, a su adversario histórico con el objetivo – ¡alcanzado, por demás! – de extender su racha de partidos sin perder a 42 – o, lo que es lo mismo, seguir sumando eslabones al record del cual son dueños absolutos en «La Liga de las Estrellas» desde que superaron, el 14 de abril con triunfo 2-1 ante el Valencia, los 38 encuentros sin ser vencido que poseía la Real Sociedad desde la 1978/79 – seguidilla iniciada en la jornada 32 de la temporada anterior. Pero, adicionalmente, dieron un paso más, a falta de tres fechas, en la senda de convertirse en el primer equipo de la primera división española en terminar una temporada sin conocer la derrota”, añade el diligente papá, seguidor del equipo catalán.

“No obstante, estoy totalmente de acuerdo contigo en cuanto a la apreciación que tienes sobre el mediocre arbitraje de la que se denominó, hasta la temporada 2016/17, «Liga BBVA»”, coincide Ingenuo. “Desde el penalti al bilbaíno Laporte por un agarrón de Cala en la jornada 1 del Athletic ante el Getafe, pasando por el gol legítimo de Messi que, a pesar de haber superado el balón en más de un metro la línea de gol, no fue validado por el colegiado que pitó el Valencia-Barcelona en la fecha 13, hasta el penalti clarísimo de Giordi Alba sobre Marcelo que no vio Hernández Hernández en el «Clásico» de hace seis días, no ha sido más que metida de pata tras metida de pata lo que ha caracterizado el desempeño de los encargados de impartir justicia en los céspedes del país ibérico”, considera el docente ulandino.

“Pero esas deficiencias no son exclusivas de «La Liga», en la «Champions League» ocurre lo mismo”, Interviene Incredulina. “Ahí quedaron registradas para la posteridad las controversiales decisiones arbitrales que favorecieron a la «Casa Blanca», tanto en los cuartos de final ante Juventus, en donde se pitó un penal a su favor en el 90+3 para dejar en el camino a «La Vecchia Signora», como en el segundo juego de la semifinal ante el Bayer Múnich, en el que un par de penas máximas no fueron sentenciadas en contra de los españoles, la mano evidente de Marcelo y la inobjetable falta sobre Lewandowski”, señala la dama, uno de esos seres maravillosos que dispusieron de sus vientres para sembrar de vida la tierra y que mañana están de plácemes. ¡Dios las bendiga a todas!

“Esa actitud de pitar penales donde no hay, y de no pitarlos cuando son cometidos – ¡Siempre favoreciendo al régimen! – es lo que ha distinguido al CNE desde que decidió, dándole la espalda a la Constitución, no realizar el referéndum revocatorio presidencial”, dice Sinduda. “A partir de entonces, el Poder Electoral ha cometido una enorme cadena de abusos, atropellos, arbitrariedades e irregularidades, hasta llegar a la bufonada del 20M en donde, ¿garantías electorales? ¡NO HAY!”, enfatiza el pedagogo.     

“¿Han visto alguna vez un desafío Real Madrid – Barcelona en donde la terna arbitral use la franela de alguno de estos equipos durante el calentamiento que ellos hacen previo al partido?”, pregunta de repente Ingenuo.

“¡Noooo! ¡Eso es imposible que suceda!”, responden al unísono mamá e hijo.

“Pero en esta Venezuela de lo posible – la del genocida «Socialismo del Siglo XXI» – ocurrió, recientemente, algo por estilo”, afirma el docente, para, ante el cruce de miradas capciosas entre Incredulina e Incrédulo, de inmediato agregar: “Alfredo Ramos tuiteó una fotografía en la que se ven, en el simulacro del pasado domingo 6 de mayo, a los técnicos del CNE con franelas de campaña a favor de Nicolás”.

“¡Yo la vi!”, exclama Incrédulo, que añade: “Recordemos que, meses atrás, el CNE le sacó tarjeta roja directa a los volantes de creación de la oposición,  MUD, PJ, VP, y a sus arietes,  Henrique Capriles y Leopoldo López, cuando unidos – y sin cometer falta – le quitaron el balón a Maduro”.

 

Prof. Titular jubilado ULA – Cronista deportivo       

      aemora@gmail.com, @amoramarquez