El Big Ben Deportivo: ¡Ni Yulimar! La Improvisación protagonista criolla en Lima 2019

Andrés Mora Márquez

Por Andrés E. Mora M…

“Impresionante la actuación de Yulimar Rojas anoche al llevarse la medalla de oro con un salto de 15.11 m., marca con la que implantó nuevo Record Panamericano en salto triple, el mejor registro en el planeta este año y el 16to de la historia. Extraordinaria la actuación de Antonio Díaz también al revalidar, ayer en la tarde, su título Panamericano en kata ganado hace 16 años atrás en Santo Domingo, la última vez que esta disciplina fue parte de estos juegos hasta su reaparición este año en la capital peruana”, le comenta un emocionado Ingenuo Sinduda a Incedulina e Incrédulo, su esposa e hijo, respectivamente, en la conversación que en penumbras se desarrolla debido a los ya usuales corte de energía eléctrica a la que Corpoelec tiene sometida a la ciudad de Mérida.

“Sin embargo no debemos dejarnos encandilar por ese par de resultados fuera de serie”, dice el profesor jubilado de la ULA. “Las 27 preseas con las que amanecimos hoy 10 de agosto es el 45% del total de medallas (60) que según Pedro Infante, ministro del deporte, nuestra delegación aspiraba, y las 6 de oro es el 60% de las 10 que se tenían como meta. De tal manera que, a falta de dos jornadas solamente, los hechos apoyan la conclusión a la que llegamos tu mamá y yo en nuestra tertulia del pasado sábado, a la que no pudiste asistir por encontrarte haciendo la «cola» para surtir gasolina, pesadilla que supuestamente había sido ya superada en la entidad merideña, en cuanto a que Venezuela se encaminaba a una de sus peores actuaciones en la historia reciente de este evento multideportivo”, expresa Ingenuo dirigiéndose a su hijo Incrédulo.

“De hecho, El Nacional reseñó a principio de esta semana, el martes 6 de agosto, que la «baja competitividad» de los nuestros en Lima 2019 se debe a que se «ha tenido que sortear problemas de dotación y planificación»”, señala Incrédulo.

“Ejemplo de eso es lo ocurrido con la criolla Paola Pérez, ganadora de la medalla de plata en Toronto 2015 en la prueba de natación en aguas abiertas, quien en la cita limeña sufrió de hipotermia durante la competición al no contar con el traje de neopreno que le permitiera encarar las frías aguas del Pacífico en esta época invernal, a pesar de haber hecho su solicitud desde el 2017. Ese grave error en la logística pudo haberle costado la vida misma a nuestra atleta. Hasta donde conozco el caso, y como es costumbre en este régimen, nadie asumió la responsabilidad de tan grave error”, señala Incredulina, quien hace una pausa para tomarse el último sorbo del «negrito» preparado por el vástago de la pareja – “¡Al menos tienen gas para calentar el agua y colar el café!, allá en casa tenemos dos semanas sin gas y desde anoche no hay energía eléctrica”, habría comentado el más joven de los tres – quien vuelve a llenar su «pocillo» para disfrutar de lo último que había quedado en la «greca», luego de servirle a sus progenitores las tacitas con el humeante, delicioso y, por su costo, ahora prohibitivo brebaje. “Esa actitud, por demás irresponsable, contrasta, por ejemplo, con la posición tomada por el presidente de la Federación Argentina de Baloncesto y la coordinadora de la selección femenina, quienes colocaran sus cargos a disposición luego de asumir la responsabilidad de que no llegase a tiempo a la concentración el uniforme alterno  y no vestirlo en el encuentro que les correspondía, costoso gazapo que le negó a la selección argentina su pase a la semifinal del baloncesto femenino, al perder en la mesa el juego que en la cancha le había ganado a Colombia. Percance que le imposibilitó disputar un lugar en el podio”, agrega la siempre bien informada dama.

“Hasta el mismísimo Rubén Limardo cuestionó la falta de apoyo del usurpador a los atletas «Es hora de que se quiten las manos de los ojos y vean lo que esta pasando, porque el deporte no merece esto. Es el momento de que el deporte siga avanzando y siga proyectándose más allá de la situación que está pasando», declararía minutos después de vencer 15-8 a su hermano Luis en la final de espada individual, la primera final disputada entre hermanos en la historia de los Juegos Panamericanos, y colgarse la medalla de oro, la cuarta áurea que cosecha en su brillante trayectoria en este evento multideportivo”, indica el catedrático. “«Simplemente me estoy poniendo en el puesto de nuestros compañeros que están pasando situaciones difíciles. No podemos seguir permitiendo cosas como las que están pasando en estos Panamericanos. Si el campeón olímpico pasa por estas situaciones ¿Qué será de los otros?» palabras con las que el esgrimista, y diputado electo por el estado Bolívar a la AN por el PSUV, denunciaría la falta de recursos para seguir con su entrenamiento con miras de volver al podio en Tokio 2020”, indica el ulandino.

“¿Cuántas Yulimar, Antonio, Rubén, Mayora, Génesis estarán por ahí esperando una oportunidad para mostrar su potencial? ¡«Talento hay como arroz picado»!”, opina Incrédulo. “Lo que nunca hubo fue interés del régimen corrupto, hambreador, y genocida de – ¡Como hizo Colombia! – invertir en infraestructura y sembrar de instalaciones deportivas el país. Porque para él la improvisación es el negocio que le produce cuantiosas ganancias en su turbio proceder, por eso fue la gran protagonista criolla de Lima 2019”, concluye.   

Prof. Titular jubilado ULA – Cronista deportivo       

      aemora@gmail.com, @amoramarquez