El Big Ben Deportivo: ¡Quien siembra mentiras, cosecha fracasos!

Por: Andrés E. Mora M…

“El viernes 1 de junio, con un grupo de, supuestamente, 39 presos políticos, aunque luego se sabría – ¡primer strike! – que sólo 19 eran presos de conciencia, se dio inicio a la excarcelación de unos ciudadanos que nunca debieron estar presos. Nicolás, ese día, tuvo el cinismo de expresar – ¡segundo strike! – que eso era «un acto de generosidad, de benevolencia», palabras con las que buscaba seguir ponchando a incautos desprevenidos, a sabiendas que el serpenteo de su heredado lanzamiento «rabo e’ cochino» ya había sido descifrado por el mundo entero al conocerse, pocos días antes, el contenido del Informe C-031/18 de la OEA. El reporte de 400 páginas significó el descomunal batazo – comparable, por lo bestial, con aquel tablazo kilométrico de más de 400 pies conectado a finales de marzo por el súper prospecto de los Bravos de Atlanta, Richard Acuña – con el que un grupo de expertos descosió la mentira madurista para desaparecerla por todo el medio del impune Jardín Central del régimen, custodiado por William Saab, al descargar todo la indignación producida por las 8.292 ejecuciones extrajudiciales documentadas desde 2015, 131 asesinatos perpetrados por los cuerpos de seguridad del Estado y/o colectivos en las protestas de 2014 y 2017, más de 12 mil venezolanos arbitrariamente detenidos desde las elecciones presidenciales de 2013 e identificar los brutales mecanismos de tortura puestos en práctica por la «Revolución Bonita» los cuales, seguramente, habrían hecho palidecer de envidia a los mismísimos Pinochet y Videla”, le explica Ingenuo Sinduda a su entrañable amigo y colega Pedro Pablo Montoya, el “ppm”, el profesor cucuteño que conoció en la Universidad de Bristol cuando ambos cursaban estudios de PhD y que se encuentra de visita en Mérida.

“¡Uich Ingenuo, eso es terrible! Pues vea, un gobierno que no sea capaz de respetar los derechos humanos nunca puede ser considerado democrático. Espero que mis paisanos tomen nota de eso para que no la embarren en la segunda vuelta de nuestras presidenciales ¡Timochenko ya dijo que apoyaba a Petro, que el pueblo saque sus conclusiones!”, señala el “ppm”.  

“El cinismo adosado a la mentira es la estructura que funge como pilar fundacional de la política de estado del régimen. Por eso Jorgito, el jefe vitalicio del CNE, es ministro de información ¡Él es el maestro de la manipulación! Entonces, nada de lo que escuchemos nos debe sorprender. Ni lo expresado por Nicolás el lunes – «Yo los perdono», refiriéndose a los presos políticos – ni la retahíla de embustes dicho por Arreaza, tanto en su discurso ante la Asamblea General de la OEA – ¡¡Dizque 9 millones de votos sacó Maduro el 20M!! – como en la conferencia de prensa, en donde afirmó que Venezuela no está siendo suspendida de la OEA, sino que el gobierno se ha apartado de la organización por su propia voluntad”, expresa Sinduda.

“¡Vea usted, eso no es cierto! Lo atajó Almagro el día siguiente al aclarar «Venezuela no se puede retirar de la OEA voluntariamente porque la Asamblea Nacional no lo autoriza»”, señala el “ppm”. “Luego, adentrada la noche del martes, se supo que con 19 votos a favor fue aprobada la resolución para una posible suspensión de Venezuela ante la OEA ¡Ese fue un golazo hijoepucha de la democracia en nuestro continente!”, considera Montoya.

“Un gobierno que siembra mentiras, sólo cosecha fracasos”, reflexiona Sinduda. “Y recoger fracasos es lo que ha hecho esta semana el régimen venezolano. Así le ocurrió en la Asamblea de la OEA, pero también en los juegos Cochabamba 2018”, dice el profesor jubilado de la ULA. “El estancamiento del olimpismo criollo es alarmante, y los resultados alcanzados en la XI edición de los Juegos Suramericanos no hace sino confirmarlo”, asevera Ingenuo. “Esa situación tiene mucho que ver con la desinversión en la infraestructura deportiva a pesar de anuncios grandilocuentes, pero engañosos, como este: «Está aprobado todos los recursos; una inversión multimillonaria para el deporte nacional, para nuestra juventud de oro», proclamó Nicolás, el 31 de julio de 2015, tras firmar, según reseñó AVN, unas propuestas presentadas por Héctor Rodríguez y Pedro Infante que incluían, entre otros, un desembolso de 296 millones 785 mil bolívares para la recuperación de cuatro pistas de atletismo en el país: la del estadio olímpico José Encarnación “Pachencho” Romero, en Maracaibo, la del estadio olímpico nacional Brígido Iriarte, en Caracas, la del estadio Martha Medina, en el estado Carabobo y la del Complejo Deportivo La Paragua, en el estado Bolívar”, comenta Ingenuo.

“Vea Ingenuo eso sonó muy berraco”, expresa el “ppm”.

“Claro que sonó muy bien Montoya, el pequeño detalle es que para hoy, sábado 9/6/2018, las cuatro pistas continúan tan destartaladas como hace tres años”, comenta Ingenuo. “Para que no creas que estoy hablando pendejadas, te leo las declaraciones de Wilfredy León, presidente de la Federación Venezolana de Atletismo, dadas a Versión Final el 11/04/2018: «No se están cumpliendo los parámetros y no se le está dando la facilidad al atleta para que tenga grandes resultados. Tres veces han bajado y aprobado el dinero para las pistas y el dinero no llega. No nos están apoyando, necesitamos el apoyo del Gobierno nacional y del ministerio»”.

“Solamente el pundonor de nuestros atletas evitó males mayores”, considera el caraqueño.

“¡Sobran las palabras!”, exclama Montoya sintiendo pena ajena ante la evidencia de otro engaño “Hecho en Socialismo”.

Prof. Titular jubilado ULA – Cronista deportivo            

      aemora@gmail.com, @amoramarquez