El Big Ben Deportivo: Resurrección el Domingo de Ramos

Por: Andrés E. Mora M…

“Pensé que podía salirme con lo que quisiera. Sentí que había trabajado duro toda mi vida y merecía disfrutar de todas las tentaciones que me rodeaban. Sentí que tenía derecho. Gracias al dinero y la fama, no tuve que ir muy lejos para encontrarlos. Estaba equivocado. Fui un tonto”, palabras que lee Ingenuo Sinduda de una web desde su celular – “¡Habemus WiFi!”, habría expresado eufórico al percatarse de la existencia de conectividad luego de tantos días sin Internet – y que escucha con atención Incredulina, su señora, en la sobremesa del almuerzo del Sábado de Gloria de este 2019 que nos encuentra a los venezolanos desde el 7 de marzo alumbrándonos con fuego, tal cual se alumbraba la gente hace dos mil años atrás.

“No creas que esas palabras de arrepentimiento provienen de alguno de los dirigentes del chavo-madurismo  involucrados en corrupción y violación de los derechos humanos, por solo nombrar dos de las innumerables acciones delincuenciales que conforman el largo inventario de fechorías por el cual la justicia estadounidense los tiene en la mira. Cargos que les ha valido las duras sanciones impuestas por la administración Trump y de donde se deriva la extensa lista negra que, como es bien sabido, comienza con el usurpador, sigue con su esposa y continúa con ministros, exministros, militares, policías, pasando por las cabezas de otros poderes públicos, supuestamente independientes, convertidos en vergonzosos apéndices del régimen. Tal es el caso de las impresentables rectoras del CNE, por quienes, de continuar en sus cargos, el 87,6% de los venezolanos no iría a elecciones, según la medición más reciente de Meganálisis, los ilegítimos magistrados del TSJ y el írrito fiscal general de la república”, comenta el profesor jubilado de la ULA.

“¡Gracias por la aclaratoria!”, expresa la fémina. “Por un momento pensé que ese mea culpa procedía de Hugo «el pollo» Carvajal producto de una eventual extradición a Estados Unidos  aprobada por España. Circunstancia que probablemente hubiera conllevado a que «el pollo», al mejor estilo kafkiano, se metamorfosease en «canario» para cantar de lo lindo en la jaula que le tienen destinada desde hace tiempo en la tierra del «Tío Sam»”, agrega la fémina con la agudeza que le caracteriza. “Sin embargo, recapacité de inmediato porque ese tipo de procedimiento – me refiero a la extradición, no a la metamorfosis – lleva su tiempo. Además,  recordé haber leído el Lunes Santo que el mayor general retirado, director de la Dirección General de Contrainteligencia Militar por 10 años durante la gestión del nacido en Sabaneta y ahora desertor de las filas maduristas, se negó a ser entregado a EE. UU., aunque mostró disposición a ir a ese país temporalmente para dar las explicaciones pertinentes sobre las acusaciones que pesan sobre él y que considera son falsas”, añade la dama. “¡Ese hombre tiene más información que la computadora de Raúl Reyes! Así que cualquier visita al gigante del norte, por corta que sea, bienvenida será”, opina la perspicaz mujer. “Pero, volviendo al principio, ¿Quién dijo aquellas palabras?”, pregunta Incredulina con curiosidad.

“Tiger Woods en febrero 2010 en una declaración televisada semanas después que se filtrara a la opinión pública sus reiteradas infidelidades conyugales. En el mensaje pidió disculpas por haber cometido «errores» y «haber traicionado a su familia»”, contesta el docente. “Ese incidente volvió añicos la impecable imagen del icónico golfista que cambió la historia de los «green» y marcó el inicio de un largo y tormentoso calvario que lo llevaría a enfrentar una serie de martirios. Ejemplos de ellos fueron su divorcio, la cancelación definitiva de millonarios contratos con algunos de sus patrocinadores (Accenture, AT&T, Gatorade y General Motors), y las recurrentes lesiones en la espalda que lo conducirían a visitar el quirófano en 4 oportunidades, entre 2014 y 2017, llenando de incertidumbre y dudas su futuro en el deporte que lo catapultó a la gloria. Para diciembre 2017, el poseedor del record de 683 semanas como Nº 1 del mundo y el único en ganar los 4 «majors» en forma consecutiva, aunque no en año calendario, entre muchos otros logros excepcionales, ocupaba el puesto 1.199 del ranking. De ahí que con su fabulosa victoria el pasado fin de semana en el Masters de Augusta, con la que se hizo de su quinta «chaqueta verde», triunfo que significó su 15to «major» y 81er torneo PGA – ambos registros segundos de todos los tiempos, el primero lo ubica a tres del mítico Jack Nicklaus y el segundo a solo uno del legendario Sam Snead – Tiger tuvo la oportunidad de redimirse con el golf al personificar su propia «Resurrección» el «Domingo de Ramos»”, asevera el catedrático.         

“¡El que persevera vence! Así lo entendió el célebre golfista de 43 años y lo entendemos los venezolanos también. Gracias a la presión y movilización perseverante de todos en la calle el primer lote de ayuda humanitaria de la Cruz Roja Internacional se encuentra en territorio nacional. El oprobioso régimen usurpador siempre negó la Crisis Humanitaria Compleja, pero nuestra constante presión y persistente movilización lo obligó a reconocerla. La historia juzgará a Delcy Eloína por sus disparatadas mentiras, como aquella vociferada hace tres años en la OEA – «Venezuela tiene comida para alimentar a tres países» – a sabiendas de conciudadanos muriendo de hambre o comiendo de la basura”, señala Incredulina, perenne asistente, junto a Ingenuo, a cuanta convocatoria haga el presidente (e).                               

“Los ganadores nunca se rinden, pero los que se rinden nunca ganan”, deja para la reflexión el ulandino.

Prof. Titular jubilado ULA – Cronista deportivo           

      aemora@gmail.com, @amoramarquez