El Papa Francisco agradeció a los Obispos venezolanos y los invitó a seguir en “resistencia”

El Papa Francisco conminó a los representantes de la Iglesia católica nacional a “a continuar con su labor de ayuda a quienes sufren”, los embates de la situación país, el Sumo Pontífice indicó, además que él conocía de  la cercanía que sostenía el episcopado venezolano con su pueblo y les pidió “no cansarse” de ello.    

Los Obispos de Venezuela fueron recibidos por Su Santidad el Papa Francisco, este martes en por la tarde hora local de El Vaticano, en una reunión privada que duró cerca de 2 horas, en la que cada uno de los obispos presentes pudo exponer su visión acerca de las situaciones que afronta Venezuela en distintos ámbitos de la vida social.

42 obispos que viajaron a la Santa Sede, encabezados por su Eminencia Reverendísimo Cardenal Baltazar Porras Cardoza conversaron con el Sumo Pontífice sobre:  el trabajo pastoral que realiza la Iglesia venezolana, y como su labor servido para paliar la crisis que afronta la nación sudamericana, así mismo se abordó la masiva migración de venezolanos y sus efectos en la región latinoamericana, la crítica en materia de salud y la precaria situación económica.

Aunado a ello, hablaron sobre los conflictos en la Amazonía. La reunión fue calificada como un encuentro bastante cercano en donde el Papa se mostró solidario y comprensivo, pero, sobre todo muy atento al relato de las autoridades eclesiásticas nacionales.

Al finalizar, la audiencia que se enmarco en el día de la Virgen de Coromoto, patrona de Venezuela, se ofreció una rueda de prensa a la que compareció un selecto grupo de representantes de medios de comunicación internacionales, en donde se hizo un balance. 

Uno de los aspectos relevantes que trascendió posterior al encuentro, fue las declaraciones de Monseñor José Luis Azuaje, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), quien desmintió la tesis de que el Papa tuviese alguna afinidad o apoyara el mandato de Nicolas Maduro y aclaró que como máximo representante de la Iglesia Católica en el mundo, su papel debe estar orientado a buscar resoluciones a través del dialogo.

Redacción CC