El papa Francisco pidió por Venezuela durante el Domingo de Resurrección

El Papa pronuncia el Mensaje Pascual. Foto: Captura de Youtube

El papa Francisco pidió durante su mensaje de Pascua de este domingo de Resurrección que los dirigentes políticos venezolanos pongan fin a la crisis del país. El pontífice también pidió por una solución pacífica para la situación que atraviesa Nicaragua.

Sobre Nicaragua, Jorge Bergoglio animó a continuar con los esfuerzos “para encontrar lo antes posible una solución pacífica y negociada en beneficio de todos los nicaragüenses”.

El pontífice ofreció su mensaje de Pascua desde la logia central de la basílica de San Pedro del Vaticano y lo centró en la importancia de garantizar la paz en el mundo.

Solicitó a la comunidad internacional a que la propicie, acabando con “la carrera de armamentos y la propagación preocupante de las armas, especialmente en los países más avanzados económicamente”.

Se refirió a Siria y señaló que la ciudadanía es “víctima de un conflicto que continúa y amenaza con hacernos caer en la resignación e incluso en la indiferencia”.

Sobre Oriente Medio, lamentó que la región sufra “continuas divisiones y tensiones”, deseó que israelíes y palestinos busquen juntos “un futuro de paz y estabilidad” y criticó el conflicto en Yemen, donde las personas sufren las consecuencias del hambre y de la guerra.

Deseó que “las armas dejen de ensangrentar a Libia, donde en las últimas semanas han muerto más personas y muchas familias se ven obligadas a abandonar sus hogares” e instó a las partes implicadas a encontrar una solución dialogada que ponga fin a la inestabilidad política.

Francisco también pidió que la paz y la reconciliación reine en África, en países como Burkina Faso, Mali, Níger, Nigeria, Camerún y Sudán del Sur, y dirigió un pensamiento especial a Sudán, “que está atravesando un momento de incertidumbre política”.

El Papa Francisco hizo una firme defensa de la paz en el mundo durante el tradicional mensaje Pascual previo a la Bendición “Urbi et Orbi”, a la ciudad de Roma y al mundo, que impartió este domingo 21 de abril, Domingo de Resurrección, en la Plaza de San Pedro del Vaticano.

En su mensaje, el Santo Padre pidió el fin de los conflictos en Siria, Israel y Palestina, Libia, Sudán y Sudán del Sur, y Ucrania. En este sentido, recordó que “Cristo vive y se queda con nosotros. Muestra la luz de su rostro de Resucitado y no abandona a los que se encuentran en el momento de la prueba, en el dolor y en el luto”.

Por eso, pidió que “sea esperanza para el amado pueblo sirio, víctima de un conflicto que continúa y amenaza con hacernos caer en la resignación e incluso en la indiferencia”.

También en Oriente Medio, realizó una mención especial “para la gente de Yemen, sobre todo para los niños, exhaustos por el hambre y la guerra”. Además, solicitó a israelíes y palestinos “aliviar tanto sufrimiento y a buscar un futuro de paz y estabilidad”.

Asimismo, se refirió también a los conflictos que afligen al continente africano, empezando por Libia, “donde en las últimas semanas personas indefensas vuelven a morir y muchas familias se ven obligadas a abandonar sus hogares. Insto a las partes implicadas a que elijan el diálogo en lugar de la opresión, evitando que se abran de nuevo las heridas provocadas por una década de conflicto e inestabilidad política”.

Rogó también por la paz en otros países africanos “lleno todavía de tensiones sociales, conflictos y, a veces, extremismos violentos que dejan inseguridad, destrucción y muerte, especialmente en Burkina Faso, Mali, Níger, Nigeria y Camerún”.

En especial, “en Sudán, que está atravesando un momento de incertidumbre política y en donde espero que todas las reclamaciones sean escuchadas y todos se esfuercen en hacer que el país consiga la libertad, el desarrollo y el bienestar al que aspira desde hace mucho tiempo”.

Pidió también por las autoridades civiles y religiosas de Sudán del Sur, para que “que se abra una nueva página en la historia del país, en la que todos los actores políticos, sociales y religiosos se comprometan activamente por el bien común y la reconciliación de la nación”.

Después, dirigió su mirada al continente americano, afectado por “situaciones políticas y económicas difíciles”. “Pienso en particular en el pueblo venezolano: en tantas personas carentes de las condiciones mínimas para llevar una vida digna y segura, debido a una crisis que continúa y se agrava”.

Por último, pidió que “el Señor resucitado ilumine los esfuerzos que se están realizando en Nicaragua para encontrar lo antes posible una solución pacífica y negociada en beneficio de todos los nicaragüenses”.

Finalmente, pidió que Ucrania, “que siguen sufriendo el conflicto todavía en curso, encuentren consuelo en esta Pascua”.

https://www.aciprensa.com/noticias/siria-sudan-venezuela-el-papa-francisco-pide-por-la-paz-en-estos-paises-14718?utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=noticias_del_dia

http://www.el-nacional.com/noticias/mundo/papa-francisco-pidio-por-venezuela-durante-domingo-resurreccion_279853