En Mérida: Continúan los apagones y con mayor intensidad.

Pese a los recientes anuncios del Ministro Motta Domínguez.

Después de que el Ministro Motta Domínguez anunciara con bombos y platillos y por todos los medios de comunicación a su alcance que “a partir del miércoles 11 de abril quedaba suspendido el Plan de Administración de Cargas, en Mérida, la situación se ha emporado radicalmente. Desde que se produjo la noticia, hemos sufrido apagones, no solo de larga duración, sino de esos que destruyen todo a su paso, porque quitan la electricidad en lapsos cortos, la vuelven a poner, la vuelven a quitar, y nuestros electrodomésticos, computadoras y cualquier aparato que tenga enchufe, inevitablemente, se descompondrá, porque  por muy bueno que sea, nada puede aguantar semejantes cambios de energía.

La ciudadanía está indignada, este sábado 14, hubo sectores que se quedaron sin suministro desde la 5:30 de la tarde hasta  la mañana del domingo. La mayoría de los negocios del centro tuvieron que bajar su Santa Marías cuando empezaron los cortes. Julián Torres, encargado de una charcutería dijo:” una semana más así, y quiebro. Sin electricidad, no hay ventas y sobre todo el peligro de que se descompongan los alimentos por falta de refrigeración. Las cajas registradoras cuestan una fortuna y con estos apagones desproporcionados, se echan a perder y ¿quién responde por los daños? Nadie.En este país no hay quien defienda al ciudadano. El caos.

El sábado Mérida estaba desloada, los negocios cerrados, la gente asustada y la opinión general era: este gobierno miente descaradamente.

LA INGENUIDAD DE UN MINISTRO

O el Ministro es ingenuo y cree en cuantos de camino o por salvar la “institucionalidad” y no reconocer la verdadera situación que enfrenta el sector eléctrico, se atrevió a anunciar la suspensión del racionamiento eléctrico en los seis estados del suroccidente del país. No entendemos por qué el General Luis  Motta  y sus colaboradores no escuchan las alertas que en repetidas ocasiones le han hecho gente que sí sabe en materia de energía. Como reseñábamos por este medio el 18-3-2018 “El ingeniero Winston Cavas, presidente de la Asociación Venezolana de Ingenieros Electricistas y Mecánicos reiteró en una entrevista radial que “el problema del sector eléctrico del país es muy grave, y que llegó para quedarse .Contrariamente  a lo que sostienen los representantes de Corpoelec, no se resolverá en 15 días. Es más, aclaró, que si se unen esfuerzos y el gobierno llama a participar a los miembros del Colegio de Ingenieros para que aporten soluciones viables “y estamos dispuestos a hacerlo porque es nuestro deber para con Venezuela, además, sabemos cómo hacerlo”, en 5 o 6 años podríamos alcanzar un suministro estable y eficiente. El colegio de Ingenieros hace un llamado al gobierno nacional, sin ánimo de polemizar, sino de ayudar,  a que asumamos con sentido patriótico, el gran reto de adecuar el Sistema Eléctrico Nacional a los requerimientos de la población”.

Definitivamente, y por la  gravísima situación que estamos viviendo, esta conjunción de saberes y experiencias no se ha dado. Hay una especie de terquedad, incomprensible, por demás, que hace que el Ministerio de Energía Eléctrica no reconozca la gravedad del problema e “ingenuamente “, se escude en pretextos poco creíbles como la falta de agua en los embalase (ha llovido), los saboteadores de oficio (y por qué no hay más vigilancia para que no puedan actuar)o la intervención de algunos animales (iguanas, por ejemplo que hacen de las suyas con el cableado eléctrico) .

Es posible que algunos factores por ellos mencionados, esté incidiendo en alguna medida en la catástrofe de nuestro sistema eléctrico nacional, pero hay que tomar acciones contundentes, no pañitos calientes, que a la final dejan al descubierto la verdadera y profunda problemática. La misma fue descrita por el ingeniero Cavas:”: hay que hacer mantenimiento, hay que incorporar nuevas centrales ,hay que recuperar, reparar entre 60 y 70 por ciento de las centrales hidroeléctricas y termoeléctricas Muchos equipos entraron en obsolescencia, es decir,  ya cumplieron su vida útil, y en los actuales momentos ,todavía no se ha hecho una política agresiva de sustitución de dichos componentes , por todas estas razones hay que declarar una “emergencia en el sector eléctrico del país”,

Ante los hechos innegables y sufridos por la población nos hacemos eco de las voces que exigen a Corpoelec un comportamiento cívico, de respecto a la dignidad de quienes padecemos todos los días el calvario de vivir a oscuras, con todos los daños colaterales que esto implica. Daños peligrosos y en ocasiones irreparables.

Desde nuestra tribuna, hacemos  una llamado a que se imponga la verdad, que se haga un llamado a la ciudadanía a colaborar con el ahorro energético, pero explicándonos la realidad que sufre el sector y si el Ministro dio las “Gracias a la paciencia del pueblo, quienes soportaron este Plan de Administración de Carga, que nosotros entendemos que causa cierta molestia e incomodidades, sin embargo, a veces tenemos que hacer sacrificios para poder sacar adelante al país”, al respecto de sus palabras le recordamos que la “paciencia” tiene un límite y que ya la situación se está tornando insoportable.

AE.LL.CC.