Espacio Público: Mes de abril, detenciones, golpes y amenazas

Abril inició con una medida censora que se convirtió en un patrón ejercido por las empresas públicas. Los bomberos del municipio Iribarren, estado Lara, recibieron un memorando en el que se les prohíbe emitir cualquier tipo de declaración o divulgar información a través de medios de comunicación o redes sociales.

En el comunicado firmado por el director del Cuerpo de Bomberos del municipio Iribarren, Víctor Javier Montero, se les exige que no emitan declaraciones ni compartan información a los medios de comunicación social y especifica que la medida de censura se extiende a redes sociales.

Esta acción busca silenciar el debate sobre el incidente que afectó a cuatro bomberos quienes presuntamente fueron arrollados por el presentador del programa transmitido por Venezolana de Televisión Zurda Konducta, Oswaldo Rivero, mejor conocido como Cabeza ‘e Mango. Montero busca censurar a los trabajadores violando los estándares internacionales que aseguran que las restricciones a la libertad de expresión deben ser excepcionales, estar establecidas por ley, perseguir finalidades legítimas a la luz del derecho internacional, y ser necesarias y proporcionales al objetivo que se persigue.

Simulan elecciones y castigan la abstención

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, presentó el jueves 12 de abril “las normas de publicidad y campaña electoral” que rigen la ilegítima elección presidencial convocada para el 20 de mayo.

En declaraciones públicas, Lucena señaló que “el desestímulo para el ejercicio del voto será sancionado según está previsto en la Ley Orgánica de Procesos Electorales”. Asimismo reiteró “especialmente” que “se prohíbe que la publicidad sea contratada por personas naturales o jurídicas distintas a las autorizadas por los candidatos, es decir, está prohibido para las fundaciones y ONGs que puedan contratar o hacer propaganda electoral”.

La normativa restringe la propaganda, las expresiones de apoyo a la abstención e intenta eliminar a la sociedad civil del debate.

La violencia se divisa

El poder encontró en la violencia física un modo de intimidar a los trabajadores de la prensa. El pasado 02 de abril el fotoperiodista de El Pitazo, Rayner Peña, fue agredido por civiles identificados con el oficialismo cuando realizaba la cobertura de la caminata del candidato presidencial Henry Falcón en los alrededores de la estación del metro Plaza Sucre, ubicada en Catia.

Según el testimonio de Peña, en medio del ataque sintió un golpe en la cabeza y su reacción fue huir. “Cuando salí corriendo buscando resguardo sentí muchos golpes en la espalda”, dijo. Los agresores gritaban consignas a favor del gobierno y vestían indumentaria del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

En el mismo hecho, efectivos de la GNB retuvieron al equipo de prensa del El Pitazo mientras realizaban la cobertura de la agresión al diputado Teodoro Campos. La periodista Andrea Tosta y el motorizado Richard Rodríguez fueron retenidos en el Hospital Militar cuando verificaban el estado de salud del diputado, quien fue agredido durante un recorrido por el boulevard de Catia con el candidato presidencial Henri Falcón.

Asimismo, el pasado martes 17 fue agredido Marvin Betancourt, camarógrafo del canal de televisión Noticias 24 Horas (NVH) del estado Sucre, mientras cubría los trabajos que el gobierno regional realiza al Hospital Universitario Antonio Patricio de Alcalá (Huapa) en Cumaná. Betancourt fue golpeado en el ojo derecho por un funcionario de la seguridad de la Gobernación de Sucre cuando tomaba las declaraciones de los familiares y pacientes que aprovecharon el recorrido para expresar su descontento por las condiciones del Hospital.

Durante el hecho Marvin gritó “solo estamos realizando nuestro trabajo” al tiempo que dos de los escoltas de los funcionarios se le encimaron al camarógrafo que entre el forcejeo hizo lo posible por proteger su equipo de trabajo.

La GNB protagonizó otro encuentro violento con la periodista del portal digital Venemundo Dayana Krays, junto a su motorizado cuando cubría una manifestación por la falta de agua en las afueras del Palacio de Miraflores.
La información fue difundida por el periodista Luis Gonzalo Pérez quien detalló que los funcionarios liberaron a la periodista luego de borrarle todo el material que habían realizado sobre la protesta.

Abril: Detenciones, golpes y amenazas