Estudiantes ULA y transportistas de Mérida no concilian acuerdo sobre pasaje estudiantil

Tras año y medio de conflicto sobre el pasaje estudiantil en el estado Mérida los estudiantes de la Universidad de Los Andes y representantes del Sindicato de Transporte del estado Mérida y representantes de algunas líneas urbanas sostuvieron un encuentro en la facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas.

Douglas Matheus, dirigente estudiantil del movimiento ProULA señaló que esta lucha del pasaje estudiantil es de un enemigo en común entre los universitarios y los transportistas que es el Gobierno Nacional “Son ellos quienes han cercenado poco a poco los derechos de los venezolanos”.

A pesar de la compleja situación económica y social que se vive en el país donde tanto estudiantes como transportistas se ven afectados debido al alto costo que representa estudiar entre la adquisición de guías, libros, transporte, alquileres, comidas y otros gastos; y a su vez los trabajadores del volante hicieron énfasis en lo difícil que resulta mantener una unidad de transporte operativa para prestar el servicio.

“No vamos a permitir vejaciones y que se nos irrespete el derecho estudiantil, razón por la cual exhortamos a los transportistas a cumplir el acuerdo suscrito el pasado mes de noviembre del año 2016 cuando se inició este conflicto a raíz de haberse retirado las máquinas de la tarjeta inteligente de las unidades de transporte público”, enfatizó.

En el mismo orden de ideas el secretario de reclamos del Sindicato de Transporte del Estado Mérida Giovanni Nieto indicó que acuerdo con los demás sindicatos a nivel nacional estableció como fecha tope el 30 de septiembre para que Fontur cancele la deuda pendiente con este sector, así mismo se fije una fecha concreta para la instalación de las nuevas máquinas para el cobro del pasaje estudiantil y la actualización vía gaceta de las tarifas reales del pasaje estudiantil.

De no cumplirse los acuerdos, los transportistas señalaron que se reunirán nuevamente con el sector estudiantil para tomar acciones en conjunto y en beneficio de ambas partes a fin de presionar al Gobierno Nacional a través de Fontur y se logre la cancelación de las deudas pendientes y se implemente un sistema optimo que permita el cobro del
pasaje estudiantil.