Fapuv llama a activar las asociaciones profesorales agremiadas en rechazo a las tablas salariales propuestas por el ministerio

La Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (FAPUV), ante la emergencia salarial provocada por el gobierno nacional con la imposición de unas tablas que desconocen todos los derechos progresivos de los universitarios, las convenciones colectivas, acuerdos federativos y actas convenio, llama a la activación de las bases profesorales en sus asociaciones, la realización de asambleas y la convocatoria a las intergremiales.
 
La respuesta a la tabla salarial enviada a las universidades por el despacho de Educación Universitaria el pasado 06 de septiembre, debe ser de movilización nacional y masiva.
 
Las nuevas interescalas salariales son regresivas, cercenan los derechos laborales, desmejoran considerablemente los beneficios adquiridos y atentan contra la carrera académica, la calidad y la sostenibilidad de la educación universitaria. Su reducción es de 7% a 2% en el caso del personal obrero; a los empleados les rebajaron de 5% y 7% a 2%, y en el caso de los profesores la merma fue de 13% a 6%.
 
Las diferencias salariales de acuerdo con la calificación, el desempeño y la experiencia, que es lo que define el ascenso del profesor universitario, implican años de esfuerzo personal, familiar, social e institucional que no pueden borrarse en conciliábulos de burócratas movidos por su odio al saber y por el propósito de despojar a los trabajadores de sus conquistas laborales para continuar apropiándose de los recursos de la Nación.
 
Las tablas salariales de miseria aprobadas unilateralmente por el Gobierno Nacional eliminan de un plumazo todo incentivo para la calificación, no solo del personal docente de las universidades, sino de los distintos sectores de trabajadores dependientes del Estado, lo que estimula aún más la fuga de talento del país y contraviene toda posibilidad de desarrollo económico y social.
 
Ante esta situación, las autoridades nombradas a dedo por el gobierno han bajado la cabeza una vez más y en conjunto con sus sindicatos y su federación de maletín son cómplices de este atentado contra los derechos progresivos conquistados por los universitarios en décadas de la lucha gremial y sindical.
 
Este nuevo atropello forma parte del permanente desconocimiento gubernamental a los principios universales de discusión de las condiciones de trabajo y remuneración con los legítimos representantes de los trabajadores, el cual constituye una grave violación al Convenio sobre el Derecho de Sindicación y de Negociación Colectiva de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) firmado por Venezuela.
 
RECHAZAMOS categóricamente las tablas salariales que el gobierno pretende imponer en las universidades, ratificamos el conflicto por salario digno, por el derecho a la contratación colectiva y en defensa de la Universidad venezolana, e invitamos a la defensa de la autonomía universitaria, que va a ser liquidada si las universidades acatan la prohibición gubernamental de reconocer y pagar beneficios contractuales que son derechos adquiridos de los universitarios.
 
Invitamos a elevar nuestra voz en conjunto con las federaciones y sindicatos hermanos de las universidades y de los demás sectores laborales en una lucha común de defensa de la educación, la salud y la dignidad de la familia venezolana. No queremos salarios anclados a un ”petro” inexistente; exigimos salarios reales anclados a la canasta básica, que permitan vivir dignamente.
 
En consecuencia FAPUV, en representación y defensa de los derechos de los profesores universitarios, con base en el artículo 91 de la CRBV, que establece el derecho a un salario suficiente y digno tomando como referencia el costo de la Canasta Básica Familiar, y en los artículos 19 y 89 de la Constitución, garantes del principio de progresividad, llama a toda la clase trabajadora venezolana a la UNIDAD y a la LUCHA CONTRA EL GOBIERNO HAMBREADOR.