Gobierno Bolivariano concreta gestiones para equilibrar demanda eléctrica en Mérida

El gobernador Alexis Ramírez comprometió la participación del ejecutivo regional durante los próximos 100 días, en el desarrollo de un plan de mantenimiento y modernización del sistema de transmisión y distribución del servicio, a través de la reparación de subestaciones eléctricas, el despliegue del Plan Pico y Poda, la distribución de 1 millón 200 bombillos, entre otras acciones

Con la generación de 180 nuevos megavatios a partir del próximo 19 de julio a través de la primera turbina de la Planta Termoeléctrica Don Luis Zambrano, ubicada en El Vigía, y la inauguración de una segunda fase de la Planta Hidroeléctrica Fabricio Ojeda de La Vueltosa, para la incorporación de 257 megavatios a partir del 01 de agosto, se equilibrará en su totalidad la demanda y generación de energía eléctrica para todo el estado Mérida, calculada en aproximadamente 282 megavatios en horas picos.

Así lo informó en rueda de prensa el ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica, Jesse Chacón, tras realizar un recorrido de inspección junto al gobernador del estado Mérida, Alexis Ramírez, a la Planta Termoeléctrica Don Luis Zambrano, que se construye en el municipio Alberto Adriani y que generará alrededor de 470 megavatios para cubrir demanda de energía en la entidad y en parte de los estados Táchira y Trujillo.

Entre tanto, anunció el Ministro que en acuerdo conjunto con el Gobierno Revolucionario del estado Mérida, se estará celebrando un cronograma de acción para solucionar lo concerniente a la modernización del trabajo de transmisión y distribución del servicio, requerido en un 60 por ciento por el sector residencial, 15 por ciento el sector industrial, 13,8 por ciento el sector comercial y 12,2 por ciento el sector oficial, el cual deberá reducir el consumo en un 20 por ciento desde las instituciones públicas, como meta para los próximos 100 días.

Chacón detalló que el plan mancomunado involucra también la activación de nuevas cuadrillas con personal civil y militar, para el despliegue efectivo del Plan Pico y Poda; la recuperación de una subestación de 130 kilovatios en el El VigÍa II y siete subestaciones de 115 kilovatios, entre ellas Ejido, Mucubají, Tovar, VigÍa I, II y III; atendiendo 436 kilómetros de líneas aéreas; el plan de rotación de tres transformadores; sustitución de 30 equipos en todas las subestaciones, adecuación de tres torres y además la distribución de 1 millón 200 mil bombillos de 30 millones que se distribuirán en todo el país; entre otros.

“Hemos pedido al Gobernador Alexis Ramírez, que con el Estado Mayor Eléctrico de Mérida en estos 100 días trabajen en el plan de modernización, actualización y ampliación de toda la red de distribución, porque tenemos estaciones y subestaciones que están al tope, que requieren inversión. Hay algunos desarrollos habitacionales que se están emprendiendo y habrá que tomarlo en cuenta. Estoy seguro que con la coordinación con la Gobernación, con el plan de trabajo de nuestra gente de Corpoelec y el Ministerio vamos a lograr más de lo que hemos establecido en el plan. Invitamos nuevamente a la Universidad de Los Andes ya presente con varios proyectos de minihidráulicas, que ojalá y nos puedan ayudar a ir pensando cada día más en generar electricidad limpia, para nosotros un tema de suma importancia”, expresó Chacón.

El Ministro para Energía Eléctrica, recordó que el plan de 100 días, diseñado por el Gobierno Nacional para equilibrar la demanda y la generación en el sector eléctrico del país, tiene como objeto llegar a 20 por ciento de la reserva en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN), con la disminución de mil megavatios en la demanda y la incorporación de mil megavatios en la generación y acometer una programación de todo el plan de mantenimiento de la red de distribución y transmisión.

“En estos 100 días, por la vía de mantenimiento vamos a bajar significativamente  las fallas, con la incorporación de estos 437 megavatios no debemos tener problemas en Mérida por sobredemanda o bajo voltaje. Nuestro problema queda cuando se nos dispare alguna línea de subestación, pero son problemas muchos menores que resolveremos con el plan de modernización que aplicaremos en cada estado”, agregó.

No obstante indicó que el uso racional de la energía eléctrica, como una responsabilidad del estado pero también del colectivo venezolano, será clave para disminuir el racionamiento y atender la alta demanda (cuatro veces mayor que en Colombia, Perú, México y Brasil) por lo que sostuvo un encuentro al final de la tarde con las Mesas Técnicas de Energía y el coordinador regional de Corpoelec en Mérida, Daniel Torres.

Destacó que el plan para disminuir la demanda de mil megavatios de energía eléctrica en Venezuela tiene su base en diversos aspectos, entre los que destacan la campaña de sensibilización que emprenderá el Gobierno Nacional y el ahorro eléctrico que hagan las empresas e instituciones públicas y privadas, pero un porcentaje corresponderá al avance en la sensibilización de los venezolanos sobre el uso de la electricidad, a través de una campaña más amplia que involucre todos los sectores de la sociedad.

OCI/Iliana Contreras