Gremios de la ULA denunciaron la crítica situación que atraviesa el CAMIULA

La toma simbólica del Centro de Atención Médico Integral de la Universidad de Los Andes (Camiula) por los dirigentes de los gremios universitarios Apula y Siprula, se realizó como acción de protesta por las precarias condiciones en la que se encuentra la institución de salud.

En la toma del CAMIULA asistieron los representantes gremiales como el Presidente de Apula Virgilio Castillo, el secretario general de Siprula Dionis Dávila, el director del instituto de la salud Adán Colina, la subdirectora adjunta Yoraima Pérez y los médicos, enfermeras y trabajadores en general.

Durante la toma se habló sobre la situación crítica por la que pasa Camiula ya que la institución tiene condiciones limitadas para poder brindarle el servicio correspondiente y de calidad a la comunidad universitaria por la falta de medicamentos, insumos, material de laboratorio y personal capacitado.

El director encargado del CAMIULA, Adan Rafael Colina, argumentó que “se está trabajando con lo poco que se puede conseguir, CAMIULA posee los mismos problemas que padece el país”, la falta de recursos para poder atender a todos los sectores y, por supuesto, las renuncias que se han venido dando desde comienzos del año que ya han dejado alrededor de 200 cargos asistenciales desiertos.

Los gremios universitarios han expuesto en las distintas campañas realizadas en la ciudad de Mérida, que el sector salud es primordial en el reclamo que le están haciendo al Ejecutivo Nacional.

Marcela Castro- Practicante UNICA