Guaidó en Anzoátegui: La devoción a la Virgen Del Valle es muestra de la fe de un país que quiere seguir adelante

Fe y esperanza. Fue el mensaje que el Presidente (e) de Venezuela, Juan Guaidó, envió a los venezolanos desde el estado Anzoátegui donde participó en los actos religiosos con motivo de los 108 años de la coronación canónica de la Virgen Del Valle, patrona del Oriente.
 
“Esta devoción que hemos visto, sentido y vivido con la Virgen Del Valle en el Oriente del país, es la muestra de la fe de un país que quiere seguir adelante. Entendemos el valor de la unión y de la fe”.
 

El Presidente encargado en compañía de la Primera Dama, Fabiana de Rosales; de diputados de la Asamblea Nacional, del alcalde del municipio Lechería, Manuel Ferreira, y de autoridades de la entidad local, asistieron a la misa en honor a la Virgen Del Valle, oficiada por el obispo de la diócesis de Barcelona, monseñor Jorge Aníbal Quintero; y celebrada en las orillas de Playa Mansa.

Aproximadamente cinco mil feligreses asistieron a la eucaristía en donde Guaidó junto a su esposa hicieron una ofrenda a “Vallita”, como también se le conoce a la patrona de los orientales.

Durante la homilía, monseñor Jorge Aníbal Quintero, pidió a la Virgen María en la advocación de la Virgen Del Valle por los venezolanos que se han visto forzados a partir del país en busca de un mejor futuro.

“María, recurrimos a ti pidiendo refugio; dirige tu mirada al pueblo, protege a mujeres, hombres y niños obligados a buscar refugio en otro sitio. Señor, tú nos convocas como nación, y aquí estamos”.

Procesión lacustre

Para honrar a la patrona del Oriente de Venezuela, para pedirle protección para todos los venezolanos y que guíe el camino hacia la libertad; el Presidente encargado de Venezuela participó en la procesión lacustre de la Virgen Del Valle junto a la Primera Dama.

Tras culminar la misa solemne, “Vallita” fue trasladada por sus “cargadores” hasta el peñero donde la esperaban sus custodios, Guaidó, su esposa y el Alcalde de Lechería para iniciar el recorrido por el mar que duró aproximadamente una hora.

Al son de galerones, y escoltada por más de 50 embarcaciones, entre las que habían pañeros, lanchas, kayac, motos de agua, se realizó la tradicional procesión lacustre; mientras en tierra firme los feligreses rezaban el santo rosario.

Al culminar el recorrido por el mar, el Presidente (e) de Venezuela indicó que a pesar
del sufrimiento los venezolanos siguen adelante.

“Una sonrisa en dictadura es señal de resistencia. Hoy el sacrificio no ha sido en vano. En este 2019 la esperanza la confianza han sido determinantes y claves; esperanza y confianza que no es Juan Guaidó, por cierto”.(Anzoátegui, 8 de septiembre de 2019). 

 
Dariana Bracho. Fotos: Leo Álvarez, Gaby Oraá y Verónica Reavelo.