El hampa a sus anchas visita nuevamente el cafetín de la facultad de Medicina de la ULA-Mérida

Por tercera vez en el mes de diciembre, los delincuentes volvieron a visitar el cafetín de la facultad de Medicina de la Universidad de Los Andes, Mérida. Así informó la Sra. Olga Salas, propietaria del mismo, que el pasado jueves 15 en la noche se volvieron a meter al lugar por el techo para robar.

Comenta que la primera vez se llevaron alimentos, al igual que segunda vez pero, en esta tercera vez, donde nuevamente es víctima de robo, los delincuentes dañan las instalaciones del cafetín, abren hueco en el techo y desde ahí extraen los alimentos.

En esta ocasión se terminaron de llevar los alimentos y, como no les pareció suficiente se llevaron equipos como las bombonas pequeñas para el baño María, el decodificador de Directv y, para cerrar, defecaron, utilizando los uniformes de los empleados para limpiarse.

Se da cuenta del robo al día siguiente, cuando fue al cafetín y ni siquiera la vigilancia le participó del hecho. Cabe preguntarse: ¿Dónde están los roles de guardia? 

Se les participó a la vigilancia, y se anotó en el libro de novedades, comenta que, los vigilantes alegan que eso es algo interno, presumen un complot interno, donde hay alguien que da la información, que no es un hecho aislado. Y las autoridades universitarias le responden que “eso es como una casa que se alquila que si la roban, ¿qué se puede hacer?”.   

La Sra. Olga Salas les solicita a las autoridades universitarias que le presten atención y se aboquen a dar soluciones, por estar este cafetín dentro de las instalaciones universitarias para el servicio de la comunidad estudiantil y personal que labora en la Universidad.