Huracán Dorian: al menos 7 muertos en Bahamas por el paso del ciclón más intenso en azotar el archipiélago desde que se tienen registros

Dorian pasó este lunes a ensañarse con Gran Bahama tras arrasar el domingo las islas Ábaco. El martes siguió avanzando con extrema lentitud causando más estragos en la zona. El saldo provisional de fallecidos es de al menos siete muertos.

“Debemos esperar que se registren más muertes… Es una tragedia histórica que habrá que superar con mucho tiempo”, dijo el primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis.

La Cruz Roja teme que 13.000 casas hayan resultado dañadas o destruidas.

Dorian llegó al archipiélago como huracán de categoría 5. Allí se registraron vientos sostenidos de cerca de 300 km/h, las más fuertes que haya tocado tierra en el Atlántico desde que se tienen registros.

Antes de conocerse el primer balance de víctimas, el ministro de Exteriores de Bahamas, Darren Henfield, ya había avanzado en la mañana del lunes que el número de fallecidos podía ser alto.

“Tenemos reportes de víctimas, tenemos reportes de que se están viendo cuerpos”, dijo a la emisora estatal ZNS desde la isla principal de Ábaco, si bien aclaró que estas indicaciones aún no habían podido ser confirmadas por la imposibilidad de realizar una inspección en terreno por los fuertes vientos y lluvias.

“Las redes eléctricas están caídas, los postes de luz están caídos, hay árboles cruzados en las calles”, agregó.

“Por favor, por favor recen por nosotros. Recen por Ábaco, se lo suplico”, gritaba desesperadamente una mujer, cuyo testimonio recogió el programa de radio Newsday de la BBC.

Destrucción

El primer ministro Minnis dijo este lunes que las noticias que llegan desde las islas Ábaco, donde viven unas 17.000 personas, apuntan a una devastación “sin precedentes”.

“Nuestro enfoque en este momento es el rescate, la recuperación y la oración”, agregó.

Se cree que diversas comunidades en estas islas pueden haber sido arrasadas por los vientos e inundaciones, dado que el territorio es principalmente llano y supera en pocos metros el nivel del mar.

Tampoco está claro cuántas personas ignoraron las órdenes de las autoridades de evacuar las zonas bajas de la isla para ponerse a resguardo.

Residentes y medios locales publicaron imágenes en las redes sociales que mostraban un escenario de devastación con calles convertidas en ríos, casas inundadas y techos volados.

También se podían observar autos dados la vuelta y cortocircuitos en los tendidos eléctricos de las calles.

El gobierno abrió 14 refugios y docenas de iglesias, escuelas y otros edificios fueron habilitados como centros de emergencia.

Leigh Lamattina-Davis, que vive en Marsh Harbour, en Gran Ábaco, describió el paso de Dorian como una “devastación total”.

“Tengo la suerte de tener media casa”, le dijo al canal de noticias estadounidense NBC News. Y explicó que las casas de sus vecinos están en ruinas.

Lamattina-Davis describió que las líneas eléctricas estaban caídas, las alarmas de los automóviles sonaban y la gente “sollozaba”.

“Esperemos que un avión venga pronto y nos saque de aquí”, dijo.

Mulice King, habitante de Nassau, hablaba por teléfono con su madre que vive en Ábaco cuando la llamada se cortó de repente.

“El último mensaje que me dio fue que el tejado de la casa había sido arrancado y que estaban a la intemperie. Después la volví a llamar y no hubo respuesta”dijo King al diario de Bahamas The Tribune.

“Después mi hermano publicó un video diciendo que habían perdido todo. Grababa cómo las casas de todos los vecinos habían desaparecido. Partes de las casas volaron y fueron a parar a los jardines de otras personas”, relató.

La Cruz Roja pronostica”importantes necesidades humanitarias” en las Bahamas tras el paso del huracán y cree que “puede no haber más agua potable disponible en Ábaco”, dijo su portavoz Matthew Cochrane a la BBC.

De Ábaco a Gran Bahama

El huracán Dorian tocó tierra este domingo en el norte de Bahamas, como un poderoso ciclón de categoría 5 en la escala de Saffir-Simpson (de un máximo de 5) con “vientos catastróficos” de 295 km/h, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) en un comunicado.

Tocó primero tierra a las 12:40 hora local, (16:40 GMT) en Elbow Cay, en las Islas Ábaco.

Más tarde, a las 14:00 hora local (18:00 GMT), el ojo del huracán volvió a tocar tierra en la isla Gran Ábaco cerca de Marsh Harbour y luego se dirigió “con toda furia” hacia Gran Bahama.

En el extremo oriental de esa isla, Dorian tocó tierra por tercera vez a las 23:00 hora local (03:00 GMT).

Un residente le dijo a Newsday que las autoridades les dijeron que se prepararan “para lo absolutamente peor”.

Las autoridades de Gran Bahama reconocieron que no pueden hacer nada para rescatar a las cientos de personas que han pedido ayuda por estar aisladas en zonas inundadas, dado que las condiciones atmosféricas hacen imposible la salida de los equipos de emergencia.

“Las cosas no están bien en Gran Bahama en este momento”, dijo este lunes Kwasi Thompson, el ministro de Estado responsable de Gran Bahama citado por el diario Miami Herald.

“Las condiciones son catastróficas. Tenemos partes de la isla que están completamente bajo el agua, donde el agua ya ha subido hasta la cintura”.

El ministro de Exteriores de Bahamas, Darren Henfield, dijo a la emisora estatal ZNS que las autoridades rescataron a personas de edificios dañados durante una pausa en la tormenta y que la mayoría fueron trasladados a un centro gubernamental que funciona como refugio.

“Estamos haciendo nuestro mayor esfuerzo”, dijo Henfield. “Estamos tranquilos”.

Por su parte, el cocinero español José Andrés, que cuenta con varios restaurantes en Estados Unidos, está en Bahamas para ayudar a los damnificados y recurrió a las redes sociales para mostrar un video en el que aparece informando en medio de fuertes vientos y torrencial lluvia que casi no dejan entender sus palabras.

Andrés asegura en el video estar a unos 130 kilómetros de distancia del ojo del huracán de categoría 5.

“Oremos todos por Islas Ábaco y Gran Bahama”, señala Andrés con la tormenta de fondo y completamente empapado de agua.

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-49546079