La delincuencia atenta criminalmente contra la salud de los merideños

En rueda de prensa realizada en la mañana de este jueves, el Dr. Ignacio Sandia, Director del IAHULA; la Dra. Lissette Aranguivel, Jefe del Servicio de Cardiología y Directora (E) del Instituto de Investigaciones Cardiovasculares; el Dr. Akbar Fuenmayor de la Unidad de Control y Gestión de la Directiva del Hospital y el Dr. Carlos Guillermo Cárdenas, Médico Cardiólogo, denunciaron un robo con gravísimas consecuencias para los centenares de usuarios del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario de Los Andes.

El Director del Hospital Dr. Ignacio Sandia resaltó la ausencia de políticas en materia de seguridad en el IAHULA sobre todo en quienes son los encargados del enlace entre Mérida y Caracas quienes tienen una actitud de desidia hacia el hospital y aclaró que en la institución que preside no existe una política partidista sino que el hospital es de todos.

Dijo además el Dr. Sandia que desde el IAHULA se ha pedido al Gobierno Nacional para que las policías dependientes del nivel central garanticen la seguridad en el hospital y apenas recientemente han recibido respuesta pero solamente para el control del tránsito.

Igualmente el Director del Hospital exigió celeridad al CICPC en las investigaciones de los robos, la recuperación de equipos y castigo a los responsables.

La Dra. Aranguibel, Jefe del Servicio de Cardiología, destacó que además del robo de equipos se perdió la base de datos, información vital para la atención de los pacientes. Finalizó diciendo que los robos se han repetido una y otra vez sin dar con los equipos ni con los responsables.

El Dr. Akbar Fuenmayor, de la Unidad de Control y Gestión de la Directiva del Hospital, denunció que el hampa robó todos los equipos de la Sección de Electrofisiología y Arritmia lo que paraliza totalmente un servicio de vital importancia. Apenas hace dos meses el hampa robó las tuberías de gases medicinales y materiales eléctricos de un altísimo costo y con el robo de esta semana se pone fin a la Consulta de Electrofisiología y Arritmias lo que tiene graves consecuencias ya que no se podrán poner marcapasos, ni realizar cateterismos y ni siquiera atender una consulta por arritmias, el hampa se llevó todo y acabó con el único servicio de atención gratuita en el país.

Finalmente el Dr. Carlos Guillermo Cárdenas, Médico Cardiólogo de reconocida trayectoria en la ciudad dijo que la las arritmias cardiacas son la primera causa de mortalidad en el país y eliminar el Servicio que atendía a los pacientes con arritmias cardiacas es una situación sumamente grave ya que hechos como éste no habían ocurrido nunca, que todos los equipos de una Unidad hayan sido robados.

Mérida ha perdido una consulta especializada del más alto prestigio profesional en el área, donde se formaron decenas de cardiólogos y donde se hizo investigación científica.  No se trata de un simple robo sino de un acto criminal en contra de los merideños lo cual significa menos oportunidad de salud y vida para todos.

Freddy Criollo-CNP 19076