La fiesta ignominiosa de la gasolina

El problema por la falta de gasolina en los estados andinos, es definitivamente un caos, el colapso, el sufrimiento, la ilegalidad, la incertidumbre, y hasta la muerte, en una palabra, el infierno. La situación es más devastadora en nuestra región, porque sabemos que en Caracas y otros Estado “privilegiados”, sí hay. Sin gasolina todo se complica. Nada funciona. Las personas que necesitan cagar sus tanques, decimos, los que lo hacen porque tienen que trabajar, viajar, no los sinvergüenzas que se están haciendo ricos a punta del bachaqueo y del cobro en divisas, pierden horas irrecuperables de su vida, en una espera humillante para tanquera.

Las historias de terror que se suceden son dignas de un libro de Stephen King: abusos, insultos, vejaciones, en una palabra, la vulneración absoluta y miserable de los derechos humanos.

La ciudadanía ha tratado de organizarse, que si listas, que si número de cédula, y hasta los más optimistas, ingenuos o necios que juegan cartas y hacen parrillas para tratar de maquillar, la infamia que nuestro país carezca de combustible. Esta   serie de “salidas” a la crisis,no han dado resultados, mientras tanto la imagen de las interminables colas, nos llena el corazón de indignación y desespero.

La solución la tienen que dar los causantes de este pandemónium. Tiene que haber soluciones, contundentes, más si se trata de un asunto tan álgido como lo es carecer de combustible. Pero lamentablemente, la supuesta “viveza criolla” ha encontrado las maneras de hacer de esta crisis un botín para llenarse los bolsillos a cuenta de las personas de bien.

Orden y progreso

Orden y progreso es un término que proviene de una frase de Auguste Comte, exponente de la ideología y filosofía del positivismo: «L’amourpourprincipe et l’ordrepour base; le progrèspourbut» «El amor por principio, el orden por base, el progreso por fin», en francés—. Pero aquí. en nuestro país, impera el desorden y el progreso no lo vemos por ninguna parte, al contrario, cada día surgen nuevos obstáculos, y el amor al prójimo, el respeto y el civismo brillan por su ausencia.

Buenas noticias, esperamos

Se pudo conocer que “una aplicación informática para controlar el acceso de usuarios a las gasolineras del estado Mérida ha sido desarrollada por ingenieros y programadores del Centro de Investigaciones de Astronomía (CIDA) Francisco J. Duarte, de la zona andina venezolana. En corto plazo la herramienta será presentada a las instancias estadales, responsables de administrar los inventarios de gasolina y gasoil, informó este martes una nota de prensa del CIDA, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología.

El equipo desarrollador sostuvo una reunión con representantes del Consejo Legislativo de Mérida, para ultimar detalles y criterios de funcionamiento de la herramienta tecnológica, creada en el Departamento de Computo y Procesamiento Digital del CIDA.

En esta mesa de trabajo, el ingeniero Hernán Ramírez, responsable del equipo desarrollador, expuso los objetivos de la aplicación: Control y registro informático de compradores en cada gasolinera; eliminar posibilidades de acceso repetido al abastecimiento, hacer respetar un período mínimo para el reabastecimiento de cada vehículo, agilizar el acceso a gasolineras y reducir las colas de usuarios.

En el encuentro, el presidente del CIDA, Pedro Grima, resaltó que esta aplicación fortalecerá la organización popular entorno a la administración del combustible. Por su parte, la diputada estadal y presidenta de la Comisión de Desarrollo Social Integral del parlamento de Mérida, MauriamZamudia, resaltó que este aporte informático permitirá imponer el control, erradicando el mercado negro de combustible y el almacenamiento indebido de carburante…”http://www.avn.info.ve/node/474914

Si está es una solución al caos, bienvenida sea, pero sabemos que lo ideal sería volver a tener un suministro acorde con los requerimientos tanto de los usuarios como para el esperado progreso de nuestra nación.

Queremos que se acabe, de una vez por todas la “fiesta ignominiosa de la gasolina”

A.E.L.L.C.C.