La industria gráfica se reunió con el BCV

  • Al Encuentro con los sectores productivos organizado por el Gobierno Nacional, asistieron más de doscientos empresarios de la industria gráfica y del sector de las librerías, papelerías y afines.
  • El pronto pago de la deuda acumulada y la regularización de las aprobaciones y liquidaciones CADIVI, destacan entre las medidas más urgentes a aplicar.
  • La flexibilización del RUSAD y del resto de los requisitos que se exigen, facilitarían el proceso de obtención de divisas, así como el acceso de las pymes a CADIVI.
  • La inamovilidad laboral absoluta, fomenta el ausentismo laboral, lo que atenta directamente contra la capacidad productiva de las industrias.

Atendiendo al llamado formulado por el Viceministro de Industrias Intermedias, Carlos Farías, el pasado viernes 24 de mayo, más de doscientos empresarios asistieron a la “Mesa de trabajo entre el sector productivo gráfico y los organismos e instituciones públicas”. La Asociación de Industriales de Artes Gráficas de Venezuela (AIAG) presentó una apretada síntesis de los factores que están impactando negativamente en la producción gráfica, en la actualidad.

Las liquidaciones no son suficientes hasta ahora…

Destacan entre los planteamientos formulados, en primer lugar, la necesidad de que se acelere el pago de la deuda existente en CADIVI y, simultáneamente, se regularice la aprobación y liquidación de las nuevas autorizaciones de divisas para sufragar las importaciones de materias primas e insumos, que permitan reponer los inventarios y garantizar la producción gráfica, de tal manera que la escasez de los diferentes tipos de papeles, cartones e insumos necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro sector no continúe afectando a las demás cadenas como la de alimentos, medicinas, publicaciones, etc.

Según palabras de Edgar Fiol, si bien es cierto que se han comenzado a pagar las deudas que CADIVI tiene con empresas del sector, dichas liquidaciones no han sido suficientes como para que se reabran las líneas de crédito internacionales, lo que imposibilita traer materias e insumos nuevos para procesar. Se calcula que para los últimos dos meses, el promedio de liquidaciones por parte de CADIVI, ronda aproximadamente el 10%, del total de las deudas de la industria gráfica.

“A ello debemos agregar,.- continuó el vocero de la AIAG- el largo proceso para el otorgamiento de los Certificados de No Producción, en rubros que no son fabricados en Venezuela o cuya producción no es suficiente para abastecer el mercado interno. Urge rediseñar este mecanismo de otorgamiento de los C.N.P. ya que el tiempo para la aprobación se sitúa entre los 30 a 45 días y luego 60 días para la solicitud del siguiente. Estos lapsos ya son inviables para la planificación ordinaria de importaciones de reposición de inventario, porque no dejan ninguna ventana abierta al manejo de emergencias o las variaciones de precios del mercado internacional, como es el caso de la importación de repuestos, que en la práctica pueden generar paralización total de maquinarias y equipos”. Debería, entonces, existir un criterio público para el otorgamiento a nuestras solicitudes de C.N.P,  para de esta manera minimizar los recortes o rechazos en las solicitudes.

A criterio de Fiol, es necesario implementar mecanismos alternos para la obtención de divisas para la importación, ya que con la desaparición del SITME (mecanismo que ya era cuantitativamente insuficiente) y la fallida entrada en vigencia de SICAD el empresario venezolano no cuenta en estos momentos, con ningún mecanismo alterno a CADIVI, que le permita obtener las divisas necesarias para el pago de las obligaciones con los proveedores internacionales. Esto es particularmente grave, para las pequeñas y medianas unidades de producción (PYMES) del sector gráfico que no están registradas en el RUSAD. Adicionalmente es importante que no se ligue este nuevo mecanismo ni a los Certificados de No Producción Nacional ni a permisos previos, pues de ser así convertirían en imposible el manejo de emergencias.

 El RUSAD y las solvencias: los grandes obstáculos…

Como segundo problema en importancia, se desprende de los planteamientos expresados por los asistentes a la reunión, el relacionado con la permisología. Las solvencias de BANAVIH, INCES, IVSS y Laboral tardan demasiado tiempo en su tramitación y tienen, en su mayoría, poco tiempo de vigencia, lo que dificulta cualquier tipo de planificación. La flexibilización de estas exigencias, incluidos los requisitos contemplados en el Registro de Usuarios del Sistema de Administración de Divisas RUSAD, resultan entonces imprescindibles.

Ausentismo laboral vs. Productividad y abastecimiento

Otro de los planteamientos formulados por los industriales gráficos de la AIAG,  invitados al Encuentro, giró en torno al tema laboral, particularmente en relación al ausentismo exacerbado de los trabajadores. La inamovilidad absoluta que se mantiene desde hace muchos años, ha fomentado el aumento del ausentismo, obstaculizándose la sustitución del personal que, en términos generales, no cumple con sus obligaciones. Los despidos justificados, que están bien especificados en la nueva ley, se hacen improcedentes a nivel de las Inspectorías del Trabajo, donde se convierte la inamovilidad en impunidad, lo que alimenta la desidia e ineficiencia del aparato productivo.

 La AIAG dispuesta a seguir colaborando

Según palabras de su Director Ejecutivo Edgar Fiol, la AIAG aplaude la iniciativa del Gobierno Nacional de sentarse a conversar con los sectores productivos, para facilitar la aplicación de medidas rápidas y efectivas que permitan reactivar el aparto productivo interno. .-“Esperamos que se apliquen las medidas recomendadas en la reunión, de tal manera que se pueda regularizar la producción nacional de estuches, etiquetas, formas continuas, impresos en general, cheques, facturas, periódicos, libros y revistas, etc,  lo que ayudaría a reducir manera segura y permanente la escasez de productos de consumo masivo, en nuestro país.”.- concluyó