La odisea de caminar por la Avenida Don Tulio en Mérida

Esquivar huecos y saltar para poder subirse a las aceras eso es lo que tienen que hacer cientos de merideños sí deciden transitar a pie  por la Avenida Don Tulio Febres- Cordero de la ciudad de Mérida debido a los trabajos inconclusos de la empresa estatal Tromerca.

Hace alrededor de 2 años supuestamente culminaron los trabajos adaptativos para que el sistema Trolebús-Mérida transitase por la ya mencionada importante arteria vial de la urbe andina, así como por otras zonas y Avenidas principales de la capital merideña y hasta se hizo un acto de inauguración en donde asistieron personalidades del Gobierno Nacional para dar a conocer en todo el país en lanzamiento del sistema de transporte masivo, no obstante, el proyecto tal y como está planteado en realidad nunca se terminó, pese a los altos montos invertidos en el mismo

 
Hasta el sol de hoy, y según información obtenida por comunicacioncontinua.com, el sistema Trolebús-Mérida ha recibido recursos presupuestarios para su ejecución en al menos 7 oportunidades, pero parece que no ha sido suficiente para concluir los trabajos de relleno y pavimentación tal y como se denota cuando se camina desde la sede de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad de  Los Andes hasta el Edificio Administrativo de la misma casa de estudios, en dicho trayecto que ocupa apenas de una cuadra de toda la Avenida Don Tulio Febres-Cordero se contabilizan al menos 10 huecos los cuales no tienen ningún tipo de relleno, pavimento, ni siquiera una tapa  sólida que evite que cualquier ciudadano introduzca su pie en estos hoyos en el caso de que no pueda evadirlos, lo cual podría causarle al afectado graves lesiones.
 
Varios de estos diametrales hoyos si están cubiertos pero de basura que se ha venido acumulando en ellos a lo largo del tiempo o tablas que ya están podridas y no pueden pisarse , otro  de los problemas que afecta a los transeúntes de la Avenida Don Tulio debido a la poca atención que se le ha prestado luego de su modificación a medias iniciada por la estatal de transporte es la falta de drenaje de agua por lo cual cuando llueve esta vía se convierte en un río bastante caudaloso.
 
Otra arista importante de  mencionar sobre los conflictos que tiene una persona al caminar por la Avenida Don Tulio específicamente en las área que fueron tocadas  por Tromerca es la gran altura que tienen buna parte de  las aceras, sin complir con ningún estándar de medida, lo cual demuestra una grave falla en el ámbito planificación urbana del proyecto.
 
Lo más graves del caso es que ninguna autoridad pertinente demuestra interés en solventar los problemas que se le generan a la comunidad merideña por las razones expuestas, y la gente es quien tiene que pagar los platos rotos, dada la ejecución de un trabajo maltrecho.

Redacción comunicación continúa LP