Lourdes Ramírez de Viloria(Fapuv): “Régimen de Maduro ha destruido prácticamente a las universidades”

La presidenta de FAPUV, Lourdes Ramírez de Viloria, realizó la tradicional Quema de Judas, con la presencia de dirigentes sindicales de distintos gremios en la Plaza Las Tres Gracias.

“Yo Judas rojo maligno le dejo sin pena alguna, universidades y casas de estudios asaltadas, arruinadas y carcomidas en infundios, para que sepan que soy engendro de herencia pura. Y para que conozcan bien de mis andanzas hermosas les dejo las aulas sin profesores y en soledad tan terrible. Sepan que es producto del talento de un grupo de estafadores”, así leyó Lourdes Ramírez de Viloria, presidenta de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (FAPUV), el testamento del muñeco que los docentes y trabajadores profesionales administrativos de la Universidad Central de Venezuela prendieron fuego este martes en la Plaza Las Tres Gracias, en Los Chaguaramos, como parte de la tradicional Quema de Judas.

Ramírez explicó que decidieron quemar el muñeco con la cara de Nicolás Maduro porque este es un gobierno totalitario que no acepta la existencia de universidades  libertarias y democráticas, que formen a la juventud venezolana con un talento plural. “Ellos quieren imponer  la unidad de criterio, un pensamiento único y nosotros los universitarios nos negamos a aceptar eso. Han destruido la universidad venezolana  negando recursos para planta física ni para la dotación de bibliotecas y laboratorios para una correcta formación  académica del sector estudiantil. Han acabado con los comedores estudiantiles y el transporte universitario. La han destruido prácticamente”.

Agregó que a esto se suma los padecimientos diarios a los que son sometidos los estudiantes, trabajadores y docentes al no tener agua, luz, transporte, alimentos y efectivo. A su juicio,  estas necesidades han obligado a la mayoría de la población universitaria a emigrar, dejando las aulas vacías y acabando con la educación en Venezuela.

“La educación es el principal  activo de un país  y como tal tenemos que  defenderlo   y recuperarlo para reinstitucionalizar  la universidad venezolana, su autonomía, la calidad de vida de los trabajadores y del sector estudiantil. Poder tener una universidad  de calidad y una educación transformadora del pueblo de Venezuela”.

Ramírez criticó el aumento salarial aprobado para el sector universitario que el gobierno de Maduro acordó de manera unilateral acompañado de un grupo de personas que calificó como de un “sindicato patronal de maletín”. Detalló que este aumento, para todo el sector, oscila entre el 6 y el 20% y representa, en algunos casos, solo un aumento de Bs 400.

Por su parte, Tulio Olmos, vicepresidente de la Asociación de Profesores de la UCV (APUCV) señaló que el deterioro de la calidad de vida de la sociedad venezolana,  que ha provocado el gobierno de Maduro, ha llevado a la pérdida de valores.

“En este momento nosotros tenemos una sociedad que está  luchando  por sobrevivir  y en esas condiciones los principios éticos  se reducen a un  mínimo porque  estamos precisamente peleando  por el día a día sin que eso te permita proyectar  una dimensión ética  mucho más grande  que nosotros como universitarios hemos defendido toda la vida. Si  tienes a un profesor que está dedicado a  hacer la cola para  adquirir medicamentos o alimentos,  no tiene tiempo para formarse ni para dedicarle a su actividad docente el producto de su investigación”.

A juicio de Olmos lo que los venezolanos padecen hoy en día es una crisis integral de calidad de vida, humana y ciudadana.

“Nosotros estamos perdiendo incluso lo que significa la ciudadanía que es uno de los más grandes valores de la democracia porque los ciudadanos somos quienes defendemos en realidad la democracia”.(Prensa APUCV)