Magisterio merideño rechaza actitud negativa del Clebm para la aprobación de recursos

Los docentes estadales rechazan la actitud negativa que ha mantenido el Consejo Legislativo del estado bolivariano de Mérida (Clebm) al no dar celeridad en la aprobación del Decreto 378, que contempla los recursos para la cancelación del pago de la nómina que contiene la homologación de los sueldos y salarios de los educadores de la II Convención Única Unitaria de los Trabajadores y Trabajadoras.

Los representantes sindicales conocieron directamente de la Dirección de Presupuesto y Planificación de la Gobernación de Mérida (Dipreplan), encabezada por María Antonia Altuve, la información relacionada con este decreto, el cual aún no se materializa.

La información la dio a conocer José Francisco Dávila, coordinador del gremio, quien representa a los sindicatos Sitraenseñanza, Sinprodo, Sindicato de Licenciados en Educación, (SILE), SUMA, y el Sindicato Venezolano de Maestros (Sinvema).

Expresó que –en reunión con Altuve– el Decreto 378, presentado al Clebm el 1 de noviembre con sus correspondientes anexos, aún está a la espera de ser aprobado. A la fecha, el Poder Legislativo estadal no ha emitido ninguna resolución para que el Ejecutivo regional proceda a dar inicio al pago de las nóminas de los docentes de la administración pública, proceso administrativo que comprende por lo menos tres días.

El integrante del gremio añadió que “da tristeza con los docentes y empleados de la gobernación del estado, porque los legisladores merideños están apáticos, para no decir negados a firmar dichos decretos”.

Dávila sostuvo que este es el sustento no solo de los docentes, sino de todos los empleados dependientes del Ejecutivo regional, con lo cual los legisladores dejan entrever que no les importa la situación económica que está atravesando toda la población, puesto que la hiperinflación que vivimos día a día trae como consecuencia un exiguo poder adquisitivo de bienes y servicios.

“Somos venezolanos, no podemos estar en medio de que si somos rojos, verdes, o azules, simplemente somos venezolanos y por derecho nos corresponde el pago de nuestros salarios”, enfatizó.

El representante sindical hizo un llamado a los integrantes del Parlamento regional, ya que el retraso de los pagos afecta a más de cuatro mil integrantes del magisterio, sin incluir el resto de los trabajadores del sector administrativo y obrero. Asimismo, señaló que este jueves realizarán una gran marcha como señal de protesta ante tanta indiferencia por parte de los diputados del Clebm. Prensa OCI