Mérida arriba a sus 459 años sumergida en el abandono de sus gobernantes

Al cumplirse este lunes 09 de octubre 459 años de la fundación de la ciudad de Santiago de Los Caballeros de Mérida, seguramente nada que celebrar en una fecha tan especial en una ciudad que diariamente sufre la indiferencia de sus gobernantes, y peor aún de quienes habitan en ella.

El notable y progresivo deterioro de sus lugares históricos, emblemáticos aquellos donde las familias solían disfrutar las tardes o los fines de semana, han quedado en el pasado.

La delincuencia cada vez más se apodera de las calles, ya ni siquiera transitar se puede por temor a ser víctimas de los amigos de lo ajeno.

Cuatro ríos atraviesan la meseta sobre la que se sitúa esta ciudad, sin embargo muchos ciudadanos padecen la escasez del vital líquido a toda hora del día e incluso durante la noche.

Las estatuas y placas que rememoran fechas y personajes históricos de todos los tiempos han ido desapareciendo de plazas, bulevares, parques y otros lugares, aquellos que decidieron hacer con el bronce un dinero fácil borrando la memoria histórica de emblemáticos espacios de la ciudad que hoy arriba a sus 459 años.

Hospitales sin medicamentos para la atención de pacientes con enfermedades crónicas y terminales, infraestructuras deterioradas, muchos viven el calvario de ver morir a sus familiares ante la indiferencia de otros.

Deficiencias en transporte, poco a poco han ido desapareciendo las unidades que prestan servicio en la ciudad de Mérida motivado a la escasez de repuestos y altos costos para su mantenimiento.

Mientras tanto a oscuras permanecen las calles y avenidas donde las luminarias brillan  por su ausencia y es escenario propicio para que amigos de lo ajeno puedan delinquir sin ningún problema.

La falta de seguridad, fallas en el servicio eléctrico y del agua potable, además de la telefonía fija, móvil e internet, escasez de alimentos y medicamentos son parte de las deficiencias que deben afrontar diariamente quienes habitan en esta ciudad que hoy arriba a sus 459 años por la indiferencia de muchos. A todo esto se estampa en esta falla la fuerte represión contra los estudiantes, el alcalde de la ciudad Carlos García en la clandestinidad y fuerte apatía para votar en las elecciones regionales del proximo 15 de octubre.