Multitudinaria manifestación del día de la juventud en Mérida en apoyo a la ayuda humanitaria

Concentración día de la Juventud Mérida 2019 ..Fotos portada Leo León y Carlos Lobo

Multitudinaria presencia de ciudadanos en apoyo al ingreso de la ayuda humanitaria

Fotos: Leo León-@leoperiodista

Las voces agoreras que aseguraban que la gente no saldría a las calles porque  ya estaban perdiendo el entusiasmo fueron silenciadas por el clamor de una multitud que con muchísimo  entusiasmo y el deseo profundo de un cambio de gobierno, salieron y llenaron los lugares dispuestos para las actividades convocadas por la Asamblea Nacional, para este 12 de febrero, día de la Juventud, en esta gesta histórica y significativa que rebosa de presencia ciudadana todos los espacios de nuestro territorio merideño.

Una multitud, se hizo presente para ejercer su derecho a manifestar, con la misma y reveladora actitud pacífica, esperanzada, donde la unión, la solidaridad y el júbilo que solamente ofrece la certeza de alcanzar, ahora sí,  una Venezuela libre y democrática. Es la prueba fehaciente del sentimiento profundo de los habitantes que piden a gritos el retorno a un país donde quepamos todos, con igualdad de oportunidades. Una Venezuela en la que no haga falta un carnet, ni la militancia en determinado partido político para que se respete la ciudadanía. Una nación  donde se derrote la escasez, se controle la inflación, donde haya comida y medicinas, seguridad y servicios públicos  para todos y cada uno de los que vivimos bajo este mismo cielo.

El que madruga…

La emoción de este nuevo encuentro, hizo que desde muy temprano, las familias, los amigos, jóvenes, adultos, ancianos, se dispusieran  a ratificar con su presencia lo que es un deseo compartido ¡queremos democracia, respeto a la Constitución de la República, no más tiranía, rechazamos la forma de gobierno que ha impuesto Nicolás Maduro, los que la apoyan y las fuerzas armadas que no terminan de entender que es justo y necesario, darle paso a unas elecciones presidenciales con garantías; que comprendan que el empecinamiento en implantar un modelo que ha fracasado rotundamente, debe cesar, por el bien de una población que se está muriendo de hambre y que pide salud, progreso y bienestar.

Sin trucos ni montajes

Las imágenes que se muestran en este trabajo periodístico, son el reflejo fidedigno de  que lo que se vivió hoy en Mérida. Sin trucos, ni montajes, miles de personas con sus pancartas, sus símbolos patrios, sus coros de voces entonando el himno nacional; con nuestro pabellón nacional ondeando al viento primaveral, son imágenes reales.Los que aparecen en las fotografías, son merideños

solidarizados, concordados,que desean, que sienten, que sufren, que imploran la ayuda humanitaria, en fin un pueblo que dijo: ¡” basta ya de mentiras” “queremos pan no balas”. Nadie los presionó para que asistieran, se movilizaron en masa por motivación propia, para expresarle al mundo,  “no tenemos miedo, estamos aquí para luchar por nuestros derechos”.

No solamente en la ciudad de Mérida se configuran estas estampas, sino en Santa Cruz de Mora, El Vigía, Ejido y en caseríos y pueblos del páramo merideño, cualquier rincón por apartado que sea, se suma al clamor general. Las campanas  de las iglesias repicaron alegres, acompañando a los jóvenes que manifiestan sus deseos de libertad.

Representantes de la dirigencia estudiantil, en sus intervenciones exigieron el ingreso de la ayuda humanitaria y explicaron las razones por las cuales, es imperante que esa ayuda llegue al país.

De igual manera, Monseñor Enrique Rojas, Obispo Auxiliar de Mérida habló en nombre del  clero y de la feligresía para  recibir el beneficio de la colaboración internacional, materializada en alimentos y medicinas, que tanta falta le hace a los más desvalidos.

En la tarima y dispuestos a seguir manteniendo una posición firme, no negociable en cuanto al respaldo a las iniciativas de la Asamblea Nacional y al presidente interino Juan Guaidó, se hicieron presentes, entre otros dignos portavoces de nuestra máxima casa de estudios: el profesor Virgilio Castillo, presidente de Apula, quien alertó sobre la gravísima situación de salud que afecta a  gran cantidad de venezolanos, y reiteró la insoslayable petición de ayuda humanitaria. Tambien intervino Monseñor Enrique Rojas obispo auxiliar de Mérida quien expresó el acompañamiento de la iglesia al lado del pueblo venezolano.

Tiempo de cosecha

La naturaleza es sabia y tiene sus tiempos. Cuando se quiere cosechar, primero, se abona la tierra, se siembra, se riega y se espera pacientemente a que nazca la planta. Eso mismo está pasando en Venezuela. La semilla del anhelado cambio de rumbo se propagó en cada uno de los corazones, la simiente germinó, y se verifica con la presencia masiva de personas en las calles, avenidas, municipios por más recónditos que se encuentren, ahora solo falta recoger los frutos de la libertad, que ya están a punto  de ser saboreados.

A.E.L.L.C.C.

Fotos: Leo León-@leoperiodista