Muy pronto nos comunicaremos por señales de humo

Las señales de humo son una de las formas de comunicación más antiguas que han existido, ya no se utilizan de manera cotidiana gracias a la facilidad de la tecnología y su inmediatez, pero ante las terribles fallas que presenta el país en esta materia, nos tocará aprender esas señalas, porque aquí nada funciona correctamente. Es un calvario, un martirio, un dolor de cabeza,  intentar hacer uso de internet, no importa la operadora que lo suministre. Son horas de angustia para hacer una transferencia bancaria que es urgente, o tratar de enviar una información, o hacer una investigación, es decir ,cualquiera que sea su necesidad, deberá armarse de paciencia y valor, para permanecer tiempo inestimable de su vida frente a la pantalla de su ordenador, y esperar a que se haga el milagro de la comunicación.

La misma situación se da, cuando requerimos hacer una llamada, bien sea por telefonía celular o fija, nada, de  nada, y es que ninguna de las empresas que ofrecen sus servicios logra la ansiada conexión.Una voz nos dirá “el suscriptor no puede ser localizado intente su llamada más tarde”, y lo peor es que sabemos que la persona a quien pretendíamos contactar, está esperando al otro lado de la línea. Movilnet, Movistar, Digitel, entre otras, también están soportando la situación general de hiperinflación, fallas en la energía eléctrica, escasez de importaciones de repuestos, en fin nadie escapa del pandemónium de vivir en la Venezuela del socialismo del siglo XXI.

Según analistas y conocedores en la materia tecnológica el atraso en nuestro país en lo concerniente a telecomunicaciones  es, de aproximadamente, una década. ¿Las razones? Las mismas por las que pasan todos y cada uno de los servicios públicos:carencia de inversiones, fuga de profesionales, falta de directores que sepan cómo hacer (know how);Infraestructura totalmente obsoleta, y una nueva y repudiable modalidad el robo descarado de cableado y componentes requeridos por la CANTV para su funcionamiento.

De internet a las señales de humo

“En el siglo XX, los avances técnicos tanto dentro como fuera de la Tierra –la electrónica, los ordenadores y los satélites– culminan en 1969 con el nacimiento de Internet, que aglutina todos los avances anteriores. La inmediatez, la globalidad, la bidireccionalidad y la capacidad multimedia lo convierten en un hito comunicativo sin precedentes, en permanente evolución. Del correo electrónico y las páginas web con los que despegó la Red hasta las redes sociales, o los sistemas de mensajería instantánea, la facilidad con la que hoy emitimos y recibimos información nos está cambiando como sociedad y como individuos “Así lo asegura, y con razón, un artículo científico de OpendMind, escrito por la periodista Laura Chaparro, solo que para los venezolanos la situación es muy distinta. Nuestras limitaciones en materia comunicacional nos están llevando a pensar que tendremos que aprender a trasmitir nuestros mensajes utilizando la técnica de las señales de humo o en su defecto la de los vasitos de cartón, unidos por un pabilo.

Como los venezolanos somos creativos y “buenos para los negocios” tal vez muy pronto aparecerán empresas que ofrezcan sus servicios de “Humocomunicaciones” C.A, instaladas en cualquier espacio apto para colocar su gran fogata y así poder hacer los contactos necesarios. Es posible que se requiera la asesoría de algunos representantes de tribus norteamericanas (expertas en señalización a través de fumaradas) o si sale muy costoso, el traslado de los expertos, y  si no nos falla internet, que logremos encontrar en la web, un cursos especializado que nos permita comunicarnos eficazmente encendiendo una hoguera, habrá que ver.

Aun cuando se le quiera dar un toque humorístico al asunto, el problema de las Tele comunicaciones en el país, es muy grave y viene a sumarse a las miles de vicisitudes de enfrentamos diariamente. Mientras el mundo avanza a pasos agigantados en tecnología, Venezuela se sigue rezagando, incluso comparada con otros países de Sur América y no digamos de Europa o de Norte América.

Se hace lo que se puede, la idea es no perder la calma y mucho menos la cordura porque de todas maneras, tarde o temprano el mensaje llegará.

Redacción CC: A.E.L.L.