Ni sangre hay en Mérida

La crisis médico asistencial hospitalaria medicinal que acusa el país y de la que el Estado Mérida no se escapa, también afecta a los Bancos de Sangre y en nuestro caso, al del Instituto Hospital Universitario de Los Andes e imagino que igual lo están, los de las Clínicas Privadas, no hay sangre en Mérida ni mucho menos voluntarios que la donen porque los “conejitos de indias” que anteriormente la suministraban, los reclutas soldados, ya no están para ello.

En el IAHULA, un paciente, que logre por golpe de suerte, acceder a un quirófano para ser sometido a intervención quirúrgica, aparte de que tiene comprar todo el kit médico quirúrgico y de broma no los enchufes macho y hembra de los equipos, se las ve negra, ante la escasez del fluido sanguíneo en el Banco de Sangre, le requieren desde cinco hasta 15 donantes, la angustia y el desespero crece entre los familiares porque sin tapujos le dicen “sangre no hay, traiga donantes” y por supuesto, estos tampoco se consiguen, a la vuelta de la esquina y para rematar, ni las bolsas para depositarla hay.

Lamentablemente aunque muchos no lo crean, es la realidad en el Banco de Sangre del IAHULA y Clínicas Privadas, ni sangre hay en Mérida, no faltará “alguien” que se aproveche de la situación, la venda bachaqueada, es otra perla que nos faltaba, mentiras no son (Giovanni Cegarra, GC. CNP. 2229).