“No sigamos haciendo el juego al mal” sentenció Monseñor Luis Enrique Rojas

En la Misa del miércoles Santo en Mérida
 
Continuamos la misión que Cristo vino a hacer en el mundo, aseguró Monseñor Luis Enrique Rojas al iniciar la homilía del miércoles Santo en la Catedral de Mérida, donde los feligreses se congregaron también para venerar la imagen de “El Nazareno”.
 
En el contexto temporal el Obispo exhortó a que los fieles aprendan a cargar la cruz para asirse de ella y aprender a levantarse en cada oportunidad que el sentimiento de desesperanza les agobie.
 
“Aprendamos a identificarnos con los buenos principios y los derechos humanos fundamentales”, puntualizó el pastor al meditar sobre el abandono que pudo sentir Jesús al verse traicionado por uno de sus apóstoles, “que el dinero no nos haga traicionar nuestros principios”.
 
“Hoy a muchos de nuestros hermanos que están presos o que han huido del pais, les han puesto precio”, aseguro Monseñor, “que aprendamos este miércoles santo a degustar el manto del Nazareno en este viacrucis que vivimos los venezolanos”.
 
Con el morado del Nazareno
 
Por tradición, el venezolano siempre ha honrado la fiesta de “El Nazareno” en el marco de la Semana Santa. Mérida cuenta con una hermosa imagen, talla en madera policróma, de raíz española que muchos aseguran es milagroso.
 
Todos los miércoles Santos, los merideños se dan cita en la Catedral local, allí la imagen de “El Nazareno”, les recibe a quienes con fe, se acercan para solicitar una gracia o pagar un favor. 
 
Desde hace un par de años, la bella imagen de “El Nazareno” en la Catedral de Mérida, es presentada para su veneración acompañada de la imagen de La Virgen Dolorosa y flanqueada por San Juan, el apóstol joven.
 
La Cofradía de “El Nazareno” en Mérida, es un motor para el crecimiento de la devoción colonial, más de 30 “cofrades” se preparan durante todo el año, para venerar la imagen del Nazareno y atender a los fieles que se dan cita en éste día, para pagar promesa o venerar el santo misterio.
 
Vestidos de morado, niños y adultos se acercan a la Catedral merideña a ofrendar velas y flores a “El Nazareno”, haciendo prevalecer una tradición que refleja la devoción popular en la Semana Santa local.
 
Por las calles de la ciudad
 
La eucaristía, que se realizó a las 2 de la tarde, sumó miles de feligreses que al finalizar, llevaron en procesión solemne la imagen de “El Nazareno”, recorriendo las principales calles del casco central de la ciudad de Mérida.
 
La caminata, que antes se hacía de noche, no desmejoró este año por haber adelantado la hora, por el contrario, el recogimiento y participación fue realmente sentida, pudiendose observar como algunos pagaron promesas al caminar a pie descalzo.
 
Lagrimas, caras de devoción, mucho recogimiento, fe, esperanza y entrega fueron las características observadas en el piadoso acto, el cual culminó con la oración por la pronta liberación y unión de Venezuela. (17/04/2019)
 
Euro Lobo
Fotos: Leo León