Papa Francisco recibió a los Obispos Venezolanos en el marco de la Visita Ad Limina 

En la tarde de este martes, Mons. José Luis Azuaje Ayala, Arzobispo de Maracaibo y Presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, acompañado por Mons. José Trinidad Fernández, Obispo Auxiliar de Caracas y Secretario General del Episcopado Venezolano, dieron una rueda de prensa en las instalaciones de la Universidad de la Santa Cruz para ofrecer un balance del encuentro que sostuvieron los obispos venezolanos con el Santo Padre el Papa Francisco.
 
Los obispos de Venezuela están en visita Ad Limina Apostolorun en Roma desde el Pasado 6 hasta el próximo de septiembre, visita que no se tenía desde hace 9 años. Esta visita tiene una agenda pautada, con la intensión de poder expresar a todos los dicasterios de la Curia Romana y al Santo Padre, el trabajo que se lleva en el país como iglesia, el trabajo como obispo, incluyendo el propio contexto que se vive como pueblo.
 
En continuidad de esta agenda, la mañana de este martes, los obispos venezolanos fueron recibidos por el Papa Francisco, en el que el Santo Padre oyó los diferentes planteamientos de varios de ellos. En tal sentido Mons. José Luis Azuaje dijo que con el Papa hablaron también de la situación puntualizando en varios puntos importantes “la hiperinflación que deteriora cualquier margen de ganancia que pueda tener un trabajador y que ha tenido como consecuencia el desabastecimiento y la especulación; hoy en Venezuela por más que hayan aumentado los precios de los salarios de los trabajadores realmente eso se va en 2, 3 o 4 productos de la cesta básica y eso no ha sido posible controlar; también en el país se está viendo el hambre muchos la niegan e incluso la disfrazan, pero la escasez de insumos alimentarios o los altos costos de los mismos inciden negativamente en la población; en el tema de salud hemos sufrido en los últimos años el deterioro del sistema de salud los medicamento no se encuentran; otro tema importante que tocamos con el Santo Padre y que es muy importante, es el tema de las migraciones, en Venezuela  que nosotros en nuestra historia siempre hemos tenido la cultura de permanecer en el país ahora nos toca a nosotros salir, nos toca ver familiares, amigos conocidos, comunidades salir, esto ha mermado la unidad familiar y en la iglesia, tenemos tres oleadas que han salido del país, una primera oleada fue de los hijos de migrantes, una segunda oleada de migración la hemos tenido con los profesionales venezolanos, pero hay una tercera oleada y es la más delicada, y es que nuestros pobres se están yendo, y se están yendo sin ningún tipo de recursos, ni siquiera con documentos necesarios para entrar a un país, y se van caminando; otro tema tratado fue el tema de la Amazonía, donde hablaron los obispos que trabajan en el lugar”.
 
El encuentro con el Santo Padre fue muy cercano y ameno, a su estilo, dejó la participación de varios obispos, mostró mucha preocupación y cercanía por la situación del país, así como también animó a los obispos a mantenerse la cercanía al pueblo en especial los que más sufren y seguir trabajando por el pueblo, a seguir tratando estos temas, mantenerse en unión como episcopado. También el Papa se refirió al cuidado que se debe tener en la selección de los candidatos al sacerdocio.
 
Para finalizar el episcopado la he expresado el apoyo y solidaridad diciendo “cuente con nuestro apoyo fraterno en el proyecto de renovación de nuestra iglesia, Papa Francisco, sepa que sus desvelos y afanes para hacer de ella la iglesia que Cristo quiso, son también nuestros desvelos y nuestros afanes como obispos venezolanos, cuente con nuestra oración y la de nuestro pueblo, en esta lucha no está solo, y tenga la seguridad que María Santísima de Coromoto, Patrona de Venezuela que celebra hoy su día, lo cuidará y lo acercará cada vez a la verdad que solo encontramos en Cristo, tiene el apoyo pleno, no solo del episcopado venezolano, sino de toda la iglesia que peregrina en Venezuela” 
 *ESPECIAL ROMA/Prensa Arquidiócesis/Duglas Briceño*