Parque “Doble play”

Por:Jesús Elorza…

Los ciudadanos residentes en los barrios La Coromoto, José Félix Ribas, La Romana, Los Tacariguas, 23 de Enero y Caña de Azúcar en la ciudad de Maracay no entendían el por qué   del cierre del Parque “Santos Michelena”. Dicha instalación ha sido por más de 30 años un espacio abierto en donde confluían no solo deportistas, sino también familias que apostaban por el esparcimiento al aire libre los fines de semana o a la celebración de cumpleaños y fiestas infantiles.

En el año 2013, el gobernador para ese momento Rafael Isea, anunció una inversión 2,1 millones de bolívares para la rehabilitaron de 6 canchas deportivas en el referido parque: 4 de baloncesto, 1 de voleibol y 1 de fútbol sala. Los trabajos incluían pintura de superficie y trazado de la cancha, sustitución de postes, instalación de tableros acrílicos, aros hidráulicos y mallas…y desde ese momento hasta el día de hoy el parque ha permanecido cerrado. Muchos de los usuarios al ver el incumplimiento gubernamental pensaban que estaban en presencia de otro “Elefante Rojo-Rojito” como el Estadio Iberoamericano de Atletismo.

En julio de 2015 a través de la empresa gubernamental Aragua, Canteras y Minas (Aramica) se invirtieron  4.525.868,45 bolívares para el acondicionamiento de cancha de usos múltiples, aducción de agua e hidroneumático y de riego, de acuerdo con el presupuesto aprobado en su momento por el Consejo Legislativo del estado Aragua….y la reapertura no pasaba de ser más que un  anuncio demagógico.

En febrero de 2016, nuevo gobernador “nuevo” anuncio de reparación. Tareck El Aissami como gobernador de Aragua promete solemnemente que el parque Santos Michelena sería reabierto al público durante el primer semestre de 2017….. y resultó ser otra mentira más…continúa cerrado.

En noviembre de 2016, Nicolás Maduro para no quedarse detrás  de sus camaradas gobernadores, anunció la aprobación de 390.195.500 bolívares, para la tercera fase del proyecto de rehabilitación que incluía “la construcción de nuevos espacios, remodelación de áreas públicas emblemáticas, cercado perimetral iluminado (que ya existía), recuperación de jardines, instalación de sistema de riego, rehabilitación de los bohíos, acondicionamiento de 3 estacionamientos, instalación de 14 torres de alumbrado, rehabilitación de caminerías y pista de trote, construcción de 2 campos de béisbol de grama artificial y 2 para su rehabilitación, así como la construcción de 2 campos de fútbol de grama artificial y la rehabilitación de canchas de usos múltiples”, reseña un video institucional publicado en abril de 2016 por Aramica, conjuntamente con el Instituto Regional del Deporte del estado Aragua (Irda) en ese momento bajo la presidencia del ex grande liga, expresidente de los Tigres de Aragua y presidente de la Academia de béisbol, Carlos Alfonso Guillen…a dos años de ese anuncio, el parque sigue cerrado.

Pero a partir de ese momento, surgen nuevos elementos en el lentísimo proceso de recuperación de la instalación: Una vez reacondicionado los campos de béisbol con grama artificial, los mismos solo podían ser utilizados por los integrantes de la Academia de Béisbol propiedad de Carlos Guillen. Este hecho discriminatorio, hace pensar que el referido parque, ha sido sujeto de una privatización revolucionaria para favorecer a un camarada identificado con el Socialismo del Siglo XXI. Mientras tanto, los ciudadanos de las parroquias que rodean al parque son discriminadas y excluidas del uso de las instalaciones. Un cerco policial ha sido establecido para garantizar que solo los integrantes de la academia de béisbol puedan entrar.

La fiesta de promesas no se detiene y en julio de 2018 Marco Torres, el nuevo gobernador, anunciaba una nueva inversión presupuestaria por el orden de los 70.000 millones de bolívares, para “reforzar la cantidad de funcionarios de la Guardia Patrimonial que prestan servicios en este parque para garantizar el resguardo de todos los visitantes (¿?) y de las instalaciones del lugar”. Pero, transcurridos tres meses y medio del 2019, el cierre para los ciudadanos y la apertura solo para los integrantes de la academia de Guillen continúa.

Para los maracayeros, ahora las instalaciones del Santos Michelena son llamadas “El Parque Doble Play”. Porque cuando una pelota de real de 466.821.368,45 bolívares, para recuperar la instalación, recorre el terreno de juego, allí esta Guillen en el short stop para iniciar una jugada de doble play con Tareck-Isea en segunda y Maduro-Torres en primera… y los ciudadanos seguirán jugando banca.