Red Joven Venezuela compremetida con sumar más municipios de Mérida

La Red Joven Venezuela, organización sin fines de lucro, realizó en Mérida su II encuentro de coordinadores y voluntarios, en la sede de la Fundación Don Bosco, donde debatieron la importancia de seguir profundizando la captación de jóvenes para impulsarlos a retomar proyectos de vida productivos.

Frank Castillo, directivo de esta asociación civil, relató que desde hace más de un año Mérida se convirtió en un estado piloto para ejecutar varios proyectos de formación sociopolítica en jóvenes de comunidades populares para promover el liderazgo; al igual que la inducción de talleres, charlas y la creación de una agrupación de danzas, campeonatos de fútbol, entre otras actividades.

Castillo señaló que, en un año se han sumado más de 30 voluntarios, que se han convertido en portavoces para motivar a los jóvenes a continuar sus proyectos de vida. Para este encuentro participaron 12 estados, y se espera que para el III encuentro, que se realizará en Falcón en el mes de diciembre, estén presentes un total de 20 estados; mientras tanto en Mérida esta fundación viene operando en dos parroquias importantes del municipio Libertador, Arias bajo y Libertador; en los próximos días dirán presentes en la RJV jóvenes del municipios Arzobispo Chacón.

En el caso de Arias bajo, la fundación ha desarrollado un trabajo positivo en la comunidad de El Arenal, específicamente en la Urbanización Marianita Mendoza, a cargo de Pedro Vielma, mientras que en la capital merideña, tienen un módulo en el sector Santa Ana, bajo la tutoría de Javier Dugarte, quien coordina varias actividades, en conjunto con Nayari Goyo, encargada de las danzas que agrupan a niñas de 6 a 13 años, y un grupo de varones que conforman un equipo de futbol, todos habitantes de este sector de la zona norte de la ciudad.

Marianelly Mora, quien trabaja en el módulo de la RJV en Santa Ana calificó de positiva la receptividad tanto de los jóvenes de esta comunidad, como de los padres que de igual manera colaboran con la organización y desarrollo de las diferentes dinámicas, “es un apoyo que se ha ido consolidando, aun cuando en la Urbanización Marianita Mendoza ha costado, seguiremos trabajando para lograr integrar más jóvenes”.

Para Mora, comienza un reto para la asociación civil, pues han comenzado a proyectar sus objetivos en función de realzar la importancia que los jóvenes apuesten por un mejor futuro en Venezuela y trabajen por la reconstrucción del mismo, “las sociedades se construyen por nosotros mismos, somos lo que queremos y estamos comprometidos con el país, la reconstrucción dependerá de nuestro esfuerzo y granito de arena”.

Gracias a la Fundación Epékeina, quien ha apoyado a la RJV, más jóvenes están despertando la conciencia humana y critica, en función de poder formar líderes que sean respaldados en sus comunidades y logren alcanzar las metas planificadas ./Prensa RJV.